o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

El imán feminista que lucha contra la mutilación genital

Creado Martes 13 de Agosto de 2019 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

 

Fuente: El País

 

No es habitual que un líder religioso africano denuncie la crueldad de la ablación. Cissé Djiguiba encabezó una delegación para solicitar al parlamento de Costa de Marfil que aprobara una ley contra esta práctica y en esta entrevista cuenta sus razones

“La escisión no tiene beneficios médicos, y mucho menos psicológicos. Solo produce sufrimiento y, a veces, incluso la muerte. El islam no puede respaldar una práctica que provoca pérdida de vidas humanas y priva a la mujer de una parte de su feminidad. El islam es puro: no debemos manchar el nombre de nuestra hermosa religión”. En 1996, en Abiyán, estas palabras pronunciadas en la mezquita por el imán Cissé Djiguiba, uno de los principales guías espirituales de Costa de Marfil, provocaron un escándalo.

Era la primera vez que en este país africano un líder religioso denunciaba oficialmente la crueldad de la mutilación genital femenina, desencadenando una revolución cultural que, en poco más de 20 años, llevó a una gran disminución de la práctica. En efecto, hoy Costa de Marfil registra un índice de ablación de entre los más bajos de esta zona geográfica, un 38.2%, aunque persisten grandes diferencias territoriales. En el centro y el este del país, el corte prácticamente se ha erradicado, mientras que en el norte, y especialmente en el noroeste, con una mayoría musulmana y animista, todavía tiene una prevalencia cercana al 80%.

El imán Cissé Djiguiba encabezó una delegación de la sociedad civil para solicitar al parlamento de Costa de Marfil que aprobara una ley que prohibiera esta práctica. La norma llegó en diciembre de 1998: condena a entre 1 y 20 años de prisión y una multa de hasta 3.000 euros a quienes violen la integridad de las mujeres. “Por importante que sea, la ley por sí sola no es suficiente: debemos continuar creando conciencia entre las comunidades”, reitera Djiguiba.

Tiene 61 años y nació en el departamento de Odienné, precisamente en el noroeste, donde se practica la mutilación genital femenina. Estudió en Washington y en Arabia Saudí, y es miembro fundador del Consejo Nacional Islámico de Costa de Marfil y del Consejo Superior de Imanes. En 2001 inauguró la radio Al Bayane, que emite en 25 idiomas locales. Recientemente, visitó Roma, para contar su batalla feminista en una conferencia de la ONG No hay paz sin justicia. 

Pregunta. ¿Qué le llevó a implicarse en un tema tan delicado como la mutilación genital femenina?

Respuesta. En 1996 me invitaron a una reunión de la Asociación para la Defensa de los Derechos de las mujeres. La presidía la activista Constance Yaï, que más tarde fue nombrada Ministra de Solidaridad y era conocida por sus posiciones sobre la autonomía de las mujeres, la urgente necesidad de igualdad en las instituciones y la violencia doméstica. Nos conocemos desde que éramos pequeños, así que acepté la invitación. Por primera vez, gracias a un ginecólogo que mostró imágenes de la ablación y sus consecuencias para la salud, semejante violencia me llegó al corazón. Pensé en mi hermana, en mi madre, en todas las mujeres, y me dije: “Ahora debo romper el silencio”. El viernes siguiente, en la mezquita, insté a los fieles a que detuvieran la práctica y les prometí: “Mientras quede una sola niña expuesta a la amenaza del cuchillo, mi lucha continuará”. Fue un escándalo. Fue la primera vez que un imán se pronunciaba contra la mutilación genital femenina en Costa de Marfil.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 23 Ago 2019 - 13:23