o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

Los machos me dicen feminazi/Lucía Martelotte/ Paula Rey/ Revista Anfibia

Creado Jueves 04 de Junio de 2015 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

Los feminismos se construyen en los barrios, las escuelas, las universidades, en busca de hacer visible la subordinación de la mujer. Ante acciones públicas como el Encuentro Nacional de Mujeres o la convocatoria Ni Una Menos, el machismo manifiesta su rechazo, impugna sus objetivos y ubica a los varones como víctimas. ¿Por qué continúa la intolerancia hacia el movimiento? ¿Por qué tantos reniegan del término aún cuando acuerdan en sus planteos? La socióloga Lucía Martelotte y la periodista Paula Rey analizan un espacio complejo y cambiante que logró instalar la violencia contra las mujeres en la agenda pública.

 

¿Es vergonzante llamarse feminista? ¿Por qué mujeres y hombres reniegan del término aunque compartan sus ideales? En 2012,  la revista Replicante realizó una encuesta en la que preguntaba a mujeres del ámbito artístico y cultural latinomericano ¿“Eres feminista? ¿Por qué?”. La cifra de respuestas negativas resultó sorprendente. Y ciertos argumentos, llamativos: parecían esconder algún tipo de temor. ¿Por qué se le teme al término? ¿Qué hacen las feministas?¿Qué son? ¿Una masa homogénea? ¿Un activismo único?¿A quiénes interpela? ¿Por qué persiste la intolerancia hacia el movimiento?

La heterogeneidad es una parte constitutiva del feminismo desde su surgimiento. A lo largo de su historia, el movimiento ha ido incorporando temas e integrantes de acuerdo a las sinergias con otros colectivos. Pero también a lo largo de sus “olas” el feminismo tuvo que dar batalla en dos frentes al mismo tiempo. Hacia la sociedad para hacer visible y desnaturalizar la condición de subordinación de la mujer. Hacia adentro del movimiento para que la convivencia de las distintas ideologías no sea un factor de ruptura. 

Podemos citar tres ejemplos recientes de rechazo. Durante el último Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), el ataque virtual por parte de usuarios de Taringa a páginas de Facebook contra la violencia de género, y en estos días, ante la convocatoria Ni Una Menos. 

 

En octubre pasado, se celebró el 29° Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), uno de los más multitudinarios hasta la fecha: reunió 40 mil mujeres. Los Encuentros consisten en una reunión anual, celebrada en una ciudad elegida por clamor popular, cuyo eje es la participación en talleres vinculados con distintos temas relacionados con la agenda feminista. Sin embargo, para desandar malosentendidos desde el comienzo, conviene aclarar que no todas las mujeres que asisten son feministas. Llegar hasta la capital de Salta no fue fácil. Grupos de distintas provincias denunciaron un boicot por parte de las empresas de transporte contratadas que les frustró el viaje. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 18 Ene 2019 - 00:55