o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

Bárbara/Yvan Serra

Creado Lunes 17 de Septiembre de 2018 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

Decía que era por respeto, pero pensé otra cosa. Quizás algún rasgo de celopatía que su personalidad dejaba colar en ciertos momentos o tal vez la envidia ante la belleza de alguna otra, que no podía poner al descubierto al voltear la mirada. Al final me acostumbré a la rutina, ir tomados de la mano por las calles, ensimismados en nuestros sentimientos de novios adolescentes. Pero tan distraída no estaba. La joven que camina frente a nosotros por la acera la ponía alerta. Enseguida me observa, pendiente que mi vista no se cruce con la figura que se acerca desprevenida. Mi conducta debía asumir el estoicismo del caso. Simular que no hay nadie en la calle que pudiera llamar mi interés. Cualquier indiscreción hubiera sido motivo de reproches y la contrariedad en su rostro amargaría nuestra tarde de juegos de adultos. Aprendí a estar a su lado, sin prestar atención a nadie que pudiera despertar sus sentimientos de celos.

Un día encontré un rostro verdaderamente hermoso. Sentada en el restaurante, conversaba animadamente con sus amigos. Era morena de ojos enormes y pardos. La cabellera ondulante era un marco perfecto que combinaba con el brillo de su mirada. Su sonrisa mostraba unos dientes blancos, perfectos. Su rostro era un imán para cualquiera que sabría apreciar la belleza femenina.

No pude evitar verla.

Caigo en cuenta que me acompaña mi novia con sus celos cotidianos. Trato de fingir no haber visto el rostro que ilumina la mesa vecina. Antes del reclamo, me dispongo a pedir perdón por mi insolencia. No pude decir nada. Ella, la miraba de tal modo, que no pude dejar de sentirme irrespetado.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 20 Oct 2018 - 01:40
Banner