o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

Aquel hombre de camisa roja y cuchillo en mano no es el prototipo ni el exponente de la venezolanidad/ Judith Castillo

Creado Martes 22 de Enero de 2019 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

 

 

#BASTA de generalizaciones, de abusos, maltrato, rechazo, persecución, esclavitud y violencia contra el #venezolano que huye de nuestro país aterrorizado, e incluso contra el que ya tiene tiempo viviendo fuera de nuestras fronteras por intereses diferentes y que solo atañen a sus sueños y proyectos personales.

La #violencia crece y se diversifica a nivel mundial, pero en este caso se manifiesta en la #xenofobia, se ataca a una población por su lugar de origen, en medio de sentimientos viscerales, sin análisis, porque en medio de la rabia parece no hay quien piense, se ataca a gente inocente nacida en el mismo país de un culpable directo, atrapado in fraganti y convertido en noticia, en un hecho notoriamente conocido y abiertamente comunicacional, no hay duda sobre el acontecimiento y el autor… pero ante no poder ir contra él, van contra los que nada tienen que ver… ¿Quién es el monstruo? ¿Uno sólo? ¿El que dio origen a la tragedia por Dios sabe qué razón, bajo qué estado mental, en sobriedad o desquiciado, con los agravantes o atenuantes que deberían salir a la luz pública como resultado de un juicio legal; o además lo es una turba que va despiadada contra inocentes tomando la supuesta justicia en propia mano? ¿Acaso ésto, y el actuar en turba, fuera de sí, sin control y en pandillas no es un delito? ¿Acaso abrasar la situación desde el sitial de un funcionario, del rango que sea y en el país que sea no es delito?

Venezolanos, no marginemos el hecho cierto de que este “hombre nuevo” nació en medio de la desgracia del sin sentido, aupado por la miseria y pretensión de hacerse de nuestras riquezas materiales, y en el camino, también se hicieron de nuestros valores.

Es hora de rescatar la Patria, para hacer regresar a los nuestros, darles cobijo y protección, un suelo decente en el cual desarrollar sus aspiraciones y en el cual, sentados en nuestras salas podamos discernir quién sí y quién no, entra en nuestros hogares.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 16 Feb 2019 - 17:58
Banner