o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

Venezuela, una nación condenada al exterminio/Mercedes Montero/GENTIUNO

Creado Lunes 10 de Agosto de 2015 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

Es necesario recordar una vez más los siguientes puntos:

Fidel Castro siempre vio a Venezuela como la fuente de financiamiento para su proyecto hegemónico de toma mundial de poder. 

En su primer intento se encontró con la democracia de Rómulo Betancourt, Rafael Caldera, Jóvito Villalba y Raúl Leoni, que se encargaron de ponerle freno a la codicia que lo impulsaba. Venezuela durante los años 60 enfrentó guerrillas en las montañas en las cuales participaron muchos jóvenes universitarios de izquierda. Esas guerrillas fueron enfrentadas por unas Fuerzas Armadas que en cumplimiento de su deber las combatieron, vencieron y llegaron a ser reconocidas por su profesionalismo. 

La democracia venezolana durante las siguientes décadas comenzó a presentar fallas, claro indicativo que necesitaba revisarse y remozarse. Venezuela no llegó a Chávez gratuitamente. 

En la década de los 90 ya el Foro de Sao Paulo convocado por Inacio lula da Silva y Fidel Castro había desarrollado la famosa “receta” para apoderarse del poder a nivel mundial. Castro había visto en Chávez al hombre que le abriría la puerta a la traición y le permitiría robar a Venezuela como le viniera en gana; pero para lograr su objetivo este siniestro personaje necesitaba condenar al exterminio físico y moral a la nación venezolana incluyendo como elementos fundamentales a las fuerzas armadas y, a las policías, basándolo en una legalidad ilegítima que pasa por una profunda e incremental corrupción de los poderes del estado hasta llegar al 2019, la cual pareciera ser la fecha en la que Venezuela será sepultada por los Castro, con la anuencia de todos “los amigos” que se han lucrado con el tesoro venezolano.

En Venezuela el despliegue de violencia es una política de estado. La sentencia de aniquilación de la nación venezolana es ejecutada con diferentes tácticas.

Politización de la Fuerza Armada, en clara violación del principio democrático que establece que quienes tienen el poder de las armas no pueden tener el poder civil. Sin embargo hoy en día militares de altos rangos ocupan cargos de gobernadores de estado, de presidentes de institutos autónomos y otros cargos públicos, se declaran leales al “proceso” y no como servidores a la nación y al país. Otros están en las listas de acusados por narcotráfico y a los que se les ha prohibido la entrada a USA, otros como corruptos al haberse apoderado de grandes fortunas. Los desfiles militares en los que participan efectivos militares cubanos y su presencia en cuarteles y demás instalaciones militares, en instalaciones de PDVSA, en el manejo de áreas sensibles de información que podrían calificarse como actos de invasión o intromisión en los asuntos internos de Venezuela.

Los militares están siendo usados para reprimir las manifestaciones y protestas de la población civil, a pesar del bloqueo a la libertad de prensa, de expresión, de los filtros y censuras habidas en el país los actos de abuso de fuerza cometidos por los efectivos de la GNB contra la población civil han recorrido el mundo gracias al Internet. Las fotografías de las heridas causadas, de los muertos, de los atropellos, del abuso hablan por sí solas. Hay fotos de militares que abusando de su condición entran en los mercados para aprovisionarse mientras el pueblo lleva horas parado haciendo cola.

Por otra parte hay militares de las diferentes ramas de la FA que están sometidos a juicios injustos y están presos e incomunicados, este es el caso de la Capitana de Aviación Laided Salazar.

El debilitamiento de la policía profesional, que es víctima de asesinato para robarle el arma de reglamento, todas las semanas las alcaldías reportan la muerte por asesinato de uno de sus efectivos policiales, aunque estos hayan optado por quitarse el uniforme cuando terminan su jornada. El ser policía es ganarse la vida con un trabajo de altísimo riesgo. Pero en algunos casos el policía también se ha vuelto ladrón y tracalero.

Los llamados colectivos que imponen su propia ley en una determinada zona, en la que todos los habitantes tienen que regirse por lo que diga el jefe de la misma, de no hacerlo su vida terminará violentamente.

En Venezuela hay un promedio de 2000 muertos semanales por violencia llevada a cabo por la delincuencia, la represión, el sicariato, la pelea callejera en un país en el que la desesperación debida a un deterioro causado adrede, conduce al extremo del salvajismo; hasta llegar a la justicia tomada por propia mano ya que la impunidad ha cansado a la gente. Ni hablar de las muertes violentas en unas cárceles que son el exponente del terror, en el cual el PRAN tiene más autoridad que el director de la misma, el hacinamiento es la norma, el tráfico de droga es el quehacer diario y un muerto a cuchilladas es un asunto común.

Cierro este artículo al hacer referencia a una violencia intrafamiliar causada por el estrés producido por el hambre, la miseria, el desempleo, el desasosiego de no saber si se podrá llegar vivo a casa o, si algún miembro del grupo familiar quedará tendido muerto en el camino. Estas acciones forman parte primordial del cumplimiento de la condena de exterminio dictada por los Castro a la nación venezolana.



Mercedes Montero

Columnista de Opinión

mechemon99@yahoo.co.uk / @Mechemon

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 14 Dic 2017 - 02:14
Banner