o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

El Feminismo en la sociedad patriarcal bíblica /Román J. Duque Corredor* /Mujer Analítica

Creado Miércoles 09 de Septiembre de 2015 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

Dentro de los libros del Antiguo Testamento,  que se conocen  como “literatura sapiencial”,  el libro de Los Proverbios,  además  de  educar sobre la sabiduría  humana como reflejo de la enseñanza del Señor,  se refiere a la mujer sensata como prototipo de la sabiduría divina,  que, además, por haber aprendido esa sabiduría,  no es egoísta  con lo que ha recibido sino que  invita a su casa a todos de manera pública para que  aprendan de su  sabiduría.  Lo importante de esta valoración de la mujer como modelo de sabiduría es que tal calificación se le otorga en una sociedad patriarcal como lo es la judía en donde más que su condición de madre  y de ama de casa se le cataloga,  en el referido libro de Los Proverbios,  como “mucho más valiosa que las perlas”.  El versículo  31,10-30 de este libro es un testimonio de cómo aún en una sociedad como la judía la mujer tenía una consideración igualitaria ante el Señor y ante el pueblo judío. Así por ejemplo,  al referirse  su relación con el marido se dice que no debe faltar entre ellos compensación.  Y además  que la mujer todos los días procura el bien, lo que para los judíos significa que tiene dignidad como ser humano.   A la mujer en este libro sabio se le reconoce igual capacidad que el hombre para el trabajo no solo doméstico, sino también para el trabajo industrial de la lana y del lino y hasta para el comercio de mercaderías y provisiones, e igualmente  para explotar viñas y para atender además de la familia y a los servidores.  Es decir, para dirigir y administrar el patrimonio familiar.

En el libro de los Proverbios que comento se define bellamente la  personalidad de la mujer como persona que “ciñe vigorosamente su cintura y fortalece sus brazos para el trabajo” y que  sus negocios prosperan porque su laboriosidad no se apaga en las noches.  Y que se le admira como artesana y se hace encomio de su humanidad, porque “abre su mano al desvalido y tiende sus brazos al indigente”.  En cuanto al reconocimiento en la sociedad, si bien su marido es respetado cuando se sienta entre los ancianos y sacerdotes,   a la  esposa, como mujer se le reconoce que está revestida de fortaleza y dignidad  y que afronta confiada el porvenir.  En otras palabras,  que bíblicamente  a la mujer  socialmente se le reconoce igualdad de trato y valoración.  Y además que se le respeta porque “abre su boca con sabiduría y proque hay en sus labios una enseñanza fiel”.   Por ello, según el libro de Los Proverbios “sus hijos se levantan y la felicitan, y también su marido la elogia”. Vale decir, como madre y esposa, es verdad, pero sobre todo como persona y miembro de la sociedad.  Este maravilloso libro sapiencial de Los Proverbios alaba de la mujer ideal como “prototipo de sabiduría”, por sus  virtudes de laboriosidad, fidelidad, generosidad, caridad para con el prójimo, inteligencia para el trabajo y para  hacer buenos negocios, hablar con sabiduría y porque “su belleza no está en el encanto físico, sino en su fe, en su vivir en el temor del Señor” y porque  “deja que su Santa Ley guíe sus pasos”. 

 

No cabe duda que el Libro de Los Proverbios, en sus versículos que se refieren a la mujer le reconoce  grandeza, dignidad y sabiduría como ser humano sin discriminarla frente a los varones y el hecho de que en este santo libro se le conceptúe como instrumento de la sabiduría divina y su imagen como una mujer sabía y prudente es testimonio que para el Dios de los judíos su paridad de género es indiscutible, no obstante la sociedad patriarcal de los  profetas y sumos sacerdotes que se nos ha transmitido como característica de la sociedad judía. .  No solo es, pues, su  bondad, ternura, delicadez y  fragilidad lo que destaca la Biblia, sino también  su fortaleza,  dedicación y falta de egoísmo.  Me atrevo a decir,  y creo no exagerar, que ese modelo bíblico calza con el de mujer analítica que propugna Mujer y Ciudadanía y sus directivas.

 

*Ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia y Presidente de la Fundación Alberto Adriani.

Colaboración especial para Mujer y Ciudadanía

@romanjoseduque

duquedeprado@gmail.com 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 14 Dic 2017 - 02:17
Banner