o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

Las primarias de la oposición democrática / Román J. Duque Corredor

Creado Martes 19 de Mayo de 2015 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

Dr. Duque

"Interrumpo mi paréntesis de descanso en las redes sociales porque considero que debo expresar mi opinión sobre las elecciones primarias de la MUD:

El proceso de las primarias, realizadas el 17M, bajo un régimen autoritario, es una demostración de una decisión política y valiente de la población opositora, seria y pacifica, de buscar alternativas democráticas, que por la forma como se han llevado a cabo, sin una prensa libre y bajo el terrorismo de Estado, no es una entrega o una complicidad con el régimen, puesto que no impidió que los votantes acudieran a votar en los circuitos donde se llamó a elegir nominalmente y no por partidos los candidatos a diputados por la MUD, sino una forma de protestar valientemente con el voto contra el autoritarismo y en favor de un cambio político.

Independientemente de la participación, afectada por la inseguridad y la intimidación de grupos o colectivos o de amenazas de voceros oficialistas,, lo cierto es que se realizaron las primarias con una buena representación de 600.000 electores en solo 13 Estados y no en todos los circuitos, para ser elecciones locales y no nacionales, y que por este proceso y por el mecanismo del consenso, que también es democracia interna, ya la oposición democrática tiene sus candidatos, en todos los circuitos donde se vota nominalmente, más los que se elijan consensualmente para las listas, que ahora asumen la responsabilidad de ganar con contundencia las elecciones parlamentarias. Y que, por el contrario, con las primarias el pueblo opositor votó contra el abstencionismo, que es una forma de renunciar a toda alternativa de cambio o de entregarse totalmente sin protestar.

La información que recibo me entusiasma y colmó mis expectativas sobre la participación para ser elecciones locales, en circuitos nominales, donde lo sustancial es valorarla como muestra de una resistencia, principalmente en las zonas donde el gobierno ha practicado mas el terrorismo militarista de Estado, o en zonas donde gobierna despóticamente, como, por ejemplo, Táchira, Monagas, Bolívar, Nueva Esparta, Trujillo y Carabobo, y en los Circuitos del Distrito Capital, donde se efectuaron. El régimen sabe que el pueblo democrático quiere votar y votar en contra de sus candidatos, a pesar de la desconfianza en el CNE, porque la mejor forma de eliminar el fraude es llenando contundentemente las urnas de votos.

El pueblo opositor voto sin miedo, abiertamente y pluralmente, por un nuevo liderazgo, escogiendo sus candidatos de más de 15 partidos o grupos y de independientes, a diferencia del PSUV, cuyo cogollo o cúpula partidista se reservó el 80% de las postulaciones. Y se pronunció además por un nuevo liderazgo, reconociendo los méritos de los candidatos más esforzados y las propuestas más realistas. En cuya elección predominan los jóvenes que crecieron bajo el régimen chavista, que es un signo de que en verdad se quiere un cambio y una renovación, que los partidos tradicionales no deben ver negativamente, sino como necesidad de su renovación. Y los nuevos partidos sin egoísmo o engolosinamiento y sin soberbia, porque lo que hoy es triunfo, mañana no lo será si se quedan en el triunfalismo. Asimismo quienes creen que el abstencionismo es la solución, que tomen como ejemplo la participación determinante del pueblo opositor en las primarias donde el gobierno ha sido más represivo, como en San Diego o San Cristóbal, o Puerto Ordaz, o Maturín, o en el Circuito capitalino donde se voto, en el que existen instalaciones militares y locales de los grupos terroristas llamados colectivos.

Es una verdad histórica que en los comicios internos o primarias, de carácter local, la participación es menor que en las elecciones internas para elegir el candidato presidencial, donde la participación es mucho mayor, y cuyo porcentaje se mide nacionalmente y no localmente, y que en el caso de las elecciones, primarias del 17M, es significativo el porcentaje de participación, puesto que es proporcional al número de los circuitos y de los Estados donde se efectuaron. Aparte de que la MUD dio cuenta de inmediato de los resultados y del porcentaje de participación, a diferencia del PSUV, cuyos resultados no se conocen. Ahora, ganadores y no ganadores deben demostrar que ganó la Unidad, conjugando esfuerzos e integrando un solo equipo, y hablando no de partidos triunfadores sino del triunfo de la alternativa democrática unitaria.

El reto de los ganadores es ganar con contundencia y de los no ganadores de demostrar que competieron por la Unidad y no por su interés partidista o personal y de ambos de promover y estimular a los electores para que se manifiesten con contundencia en las próximas elecciones parlamentarias. . Se impone seriedad, disciplina, coherencia y más que nunca Unidad para salir del gobierno que ha destruido el país en 15 años y que ha dividido a los venezolanos fomentando el odio como estrategia política y que ha acabado con el economía venezolana, sumiendo a lo nacionales en la vergüenza de comportarse como ganado para comer y sobrevivir. El voto es moralmente obligatorio cuando su expresión es manifestación de una definición frente a situaciones donde no cabe una indefinición.

Román J. Duque Corredor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 12 Dic 2017 - 10:11
Banner