o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

El sufragio universal femenino, derecho de emancipación de la mujer

Creado Sábado 02 de Diciembre de 2017 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

EL SUFRAGIO UNIVERSAL FEMENINO

DERECHO DE LA EMANCIPACIÓN  DE LA MUJER.

 

 

  

 

 

Román J. Duque Corredor *

Colaboración especial para Mujer Analítica

 

Hace 71 años, en octubre de 1946,  la mujer venezolana ejerció por primera vez el derecho al sufragio universal, tanto como el derecho elegir, como el derecho a ser elegida, lo que representó la culminación de la lucha por la conquista de este derecho en Venezuela, que hoy día se reconoce como un derecho fundamental y universal, en el derecho internacional, específicamente en  la Convención sobre los derechos políticos de la Mujer de la ONU de 1952,  que en su artículo 1º, establece que “Las mujeres tendrán derecho a votar en todas las elecciones en igualdad de condiciones con los hombres, sin discriminación alguna”. Esta Convención  se dictó con fundamento en la Declaración de Universal de los Derechos Humanos de la ONU de 1948; reconocimiento de este derecho que se refuerza con la aprobación por la misma ONU, de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de 1979.  

Hoy día, el sufragio universal femenino, para elegir y ser elegida, es un derecho indiscutible en el orden universal de los derechos derivados de la dignidad de las personas y es fruto del movimiento feminista que consideró como parte de la emancipación de la mujer el que se le reconociera su derecho a la participación política al igual que a los hombres.  Suele recordarse que la primera vez que se reconoció el sufragio femenino fue en New Jersey,  en una ley  de 1776, que permitía a las personas votar, sin distinción alguna, y por tanto, a las mujeres, lo cual se consideró como un error, por lo que mediante ley  de 1807,  se abolió  la referida ley de 1776. Nueva Zelanda fue el primer país del mundo que autorizó el sufragio femenino en igual derecho que los hombres en 1893 y luego  Australia en 1902. En Europa Finlandia,  reconoció el derecho al voto tanto para hombres y mujeres en 1906. El Uruguay fue el país latinoamericano que lo aprobó en su Constitución de 1918 y en  Estados Unidos no se permitió el sufragio femenino total hasta 1965, puesto que desde 1920 solo podían ejercer su derecho al voto únicamente las mujeres de piel blanca. Y curiosamente,  Suiza, cuyo sistema democrático se considera el mejor,  sin embargo, no permitió el voto a las mujeres hasta 1971. Se dice que El último país en aprobar el derecho al voto femenino fue Kuwait, que lo concedió en el año 2005.

En Venezuela, fue en el Estatuto Electoral de 1945, cuando se admitió el sufragio universal para la mujer, que fue un planteamiento por el cual el Comité Pro-Sufragio Femenino y la Acción Femenina habían  desde mayo de 1944,  manifestado en las calles de Caracas y ocupado las barras del Congreso de la República.  De ese movimiento Carmen Clemente Travieso, Ana Sénior, Argelia Laya,  Panchita Soublette Saluzzo,  Ada Pérez Guevara,  Eumelia Hernández y  Olga Luzardo, entre otras, fueron protagonistas de la lucha de la mujer por su emancipación, como calificaban su campaña por el voto femenino.  También la Agrupación Cultural Femenina (ACF) y la Asociación Venezolana de Mujeres (AVM), hicieron causa común con este planteamiento.  La  Agrupación Cultural Femenina (ACF), venía desarrollando un programa de lucha por la educación y la cultura, tanto académica como política de las mujeres, atacando el analfabetismo y el poco acceso de las mujeres a las universidades. Y en su Iª Conferencia Preparatoria al Primer Congreso Femenino Venezolano, desarrollada en el Ateneo de Caracas los días del 13 al 16 de junio de 1940, entre los  puntos discutidos fueron: “Reforma del de la Constitución y de la Ley Electoral, a fin de que la mujer tenga el derecho al voto, sólo con las restricciones que se imponen al hombre”. Jóvito Villalba, en aquella época, mayo de 1944, senador independiente, propuso la reforma de la Constitución  de 1936 para consagrar el derecho al voto de la mujer, destacando como las  mujeres en 1928 que salieron en defensa de los estudiantes detenidos. Ya en 1943,  en el Congreso,  se había pronunciado a favor del voto femenino el diputado Andrés Eloy Blanco. En septiembre de 1945 se promulga la Reforma Constitucional de la Constitución, pero la cual en su artículo 32, Nº 14, b), solo reconocía a la mujer el derecho de sufragio activo y pasivo para formar los Concejos Municipales, pero no para las elecciones nacionales o estadales. La Junta Revolucionaria de Gobierno, que asumió el poder, el 18 de octubre de 1945, mediante Decreto Nº 217, del 15 de marso de 1946, estableció en su artículo 1º, el derecho del sufragio universal para todos los venezolanos mayores de 18 años, sin discriminación  por razones sociales, culturales o de sexo, que ya se consagraba en  el Estatuto Electoral de 1945,  lo que permitió a la mujer venezolana votar y ser elegida  para   la Asamblea Nacional Constituyente,  el 27 de octubre de 1946. Es decir, hace 71 años. De esa Asamblea fueron elegidas constituyentistas: Josefina de Pérez, Mercedes Carvajal de Arocha (Lucila Palacios), Carmen  Gracián de Malpica, Silva Yaraure, Catalina de Romero, Isabel Hermoso, Cecilia Núñez Sucre, Mercedes Fermín, Alicia Contreras, Isaura Saavedra, Ángela Parra de Montenegro y Analuisa Llovera. La Constitución, aprobada por aquélla Asamblea Constituyente el 5 de julio de 1947 y promulgada en la Gaceta Oficial Nª 194 extraordinario del 30 del mismo mes y año, en su artículo 44, estableció que “La Nación garantiza el derecho de sufragio activo y pasivo en los términos previstos en esta Constitución”, con lo cual se consagró en Venezuela el sufragio universal, sin discriminación de la mujer. Derecho este que ejerció en las elecciones presidenciales del 14 de diciembre de 1947, en las que resulto electo Presidente, Don Rómulo Gallegos y que ha venido ejerciendo hasta el presente.

Los hechos históricos permiten conocer las identidad patria, por lo que relievar su importancia es fortalecer sus valores republicanos y democráticos, así como su trascendencia en la formación de la conciencia ciudadana. Uno de esos valores es el sufragio universal femenino, cuyo 71 aniversario, se alcanzó en octubre de este año de 2017,  que, sin duda, debe resaltarse como logro del movimiento feminista venezolano, en su lucha por la emancipación de la mujer, que ciertamente hasta 1946, estuvo discriminada en el derecho de participación política, al restringírselo solo para el voto municipal. Por ello, este aniversario, debe servir para hacer un reconocimiento a las lideresas que hicieron posible el sufragio universal femenino y para  destacar ese logro como un elemento fundamental del sistema democrático de Venezuela, que, en palabras, del Dr. Eugenio Hernandez Bretón: “Fue  la primera vez que la mujer venezolana ejerció sus derechos políticos en elecciones nacionales. Lo que ahora nos corresponde es proteger ese derecho, para que todos, sin distinción de sexo, lo podamos ejercer una y otra vez.

 

Caracas, 27 de noviembre de 2017

 

* Ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia

Presidente de la Fundación Alberto Adriani

Individuo de Número de la Academia de Ciencias Políticas y Sociales





 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 12 Dic 2017 - 10:14
Banner