o

first
  
last
 
 
start
stop

Crear PDF Recomendar Imprimir

Carolina Jaimes Branger: Construyendo patria desde Aragua

Creado Sábado 27 de Marzo de 2010 por Aixa Armas
Votar
(0 votos)

Sonia y Carmelo Ecarri me presentaron a Carolina Jaimes Branger formalmente, ya antes había tenido contacto socialmente con colaborando una con la otra, porque el triunfo de una o de otra es el triunfo del país. ella, pero fue en una Asamblea de Gente de Soluciones en Valencia donde conectamos las dos en la misma línea de pensamiento, cada una desde nuestros espacios remando juntas por esta Venezuela en que se nos va la vida sacarla a flote.

 

 

De allí que para nosotras no es extraño, ni complicado hablar de UNIDAD porque la hemos practicado, porque sabemos como es trabajar por un objetivo común cada cual en lo que hace y a lo que se dedica sin pisarnos la manguera y por el contrario.

 

Carolina Jaimes Branger demuestra en plenitud la gran y actual  gerente del quehacer político nacional cuyas ideas concretas ha ido plasmando en un amplio portafolio de cosas por hacer que es revisado y asesorado por esa larga lista de personalidades y notables que la arropan y aúpan en su búsqueda de darle algo concreto a Venezuela.capacidad de la mujer venezolana. Escribe con fluida precisión su Ganadora de un Premio Regional de Periodismo, es mucho más que una analista política es sin duda una intelectual acuciosa y siempre bien argumentada forma de pensar, que es publicada en El Universal, Analítica.com y 10 diarios en el interior del país, al mismo tiempo que conduce un programa la radio en Maracay.

 

Carolina es madre y ama de casa orgullosa de serlo y de ejercerlo, una venezolana de amplia cultura humanística y pedagógica que la ha llevado merecer las responsabilidades de Miembro del Consejo Superior de la Universidad Metropolitana, de la Junta Directiva de la Fundación Conciencia Activa, y Miembro Correspondiente por el Distrito Capital en la Academia Venezolana de la Lengua Española, además de Cavaliere dell’ Orden al Merito della Republicca Italiana.

 

Carolina Jaimes Branger es una intelectual de frases y filosofías humanistas, ciertamente, pero también es Ingeniero de Sistemas graduada en 1981 en la Universidad Metropolitana, y Máster en Educación de la Universidad de Harvard en 1984, institución donde también cursó estudios de Historia del Arte.

 

Representa así, y ejerce, elideal y potencial de proyección de la mujer venezolana. Esa mujer que no sólo no se contenta con un papel complementario en la sociedad, sino que avanza con voluntad y firmeza hacia los niveles más altos de capacitación con pleno ejercicio de su talento, de su voluntad y de su condición femenina. Carolina Jaimes Branger es una constancia diaria no sólo de los ideales a los cuales aspira la mujer venezolana, sino de que esos ideales son realidades alcanzables que no dependen de gobiernos ni de programas precondicionados, y se hacen posibles por la voluntad de ser más para servir mejor.

 

Cuando en el mundo, y particularmente en nuestro continente, comenzamos a ver mujeres que han sabido ganarse la responsabilidad política y ejecutiva más importante, la jefatura del estado, no podemos menos que ver con esperanza y confianza a venezolanas con tan demostrado talento y amplia y profunda capacitación como Carolina Jaimes Branger.

 

Carolina, ¿Cómo ves la participación ciudadana de las mujeres en estos momentos en el Estado Aragua?

Hay un importante y cada vez creciente número de mujeres integradas al proceso de participación ciudadana. Mujeres de todos los estratos y todas las tendencias.

¿Cómo la ves desde el punto de vista político?

Es uno de los cambios deseables desde hace tiempo y que hoy es una realidad. La política -como la Humanidad- marchaba sobre una sola pierna cuando el mundo era "un mundo de hombres". Ahora camina sobre sus dos piernas, tiene que ser mejor.

¿Cómo la ves desde el punto de vista social?

Necesaria por encima de todo. En una sociedad matriarcal como la nuestra es imprescindible la participación de las mujeres, para hacer oír sus voces, plantear sus necesidades y encontrar la fórmula de que resuelvan sus problemas.

¿Tú crees que las mujeres de los sectores D y E del quieren participar en las elecciones para elegir a la Asamblea Nacional?

Tristemente no. Los estratos más pobres tienen suficiente con tener que sobrevivir, y nada que ganar y muy poco que perder si no participan en un proceso electoral de cualquier índole. Quienes van, son los obligados por el partido de gobierno que deben "cumplir con su cuota" para mantener sus trabajos en la administración pública. Pero motu proprio nada que ver. La mayoría se queda en su casa.

 

¿Cómo crees tú que la mayoría de esas mujeres de los sectores D y E quieren participar en la escogencia de las líderes como tú para que seas su candidata?


Creo que querrían participar si encuentran que hay una genuina intención en mí como candidata. Yo creo que la manera de incentivarlas es haciéndoles ver que puedes ser su voz y su aliada. Pero esto no se improvisa, y requiere de tiempo para consolidar el prestigio y la confianza. Tú lo sabes muy bien, Aixa, porque tú te has ganado ese prestigio y esa confianza a pulso: con trabajo honesto, con responsabilidad, con preocupación por hacer llegar a las comunidades más necesitadas las herramientas para que surjan. No estar regalando cosas ni estar colocando paños calientes. Soluciones, métodos, fórmulas. Para mí resultan inolvidables aquellos talleres que hicimos en Valencia con lideresas de las comunidades del sur. Yo aprendí mucho de ellas. Las mujeres, aunque se piense que muchas todavía votan a ciegas, saben lo que quieren, sobre todo para sus hijos. Entonces una tiene que convencerlas que no somos el eco de un discurso más para ganar votos, y que una vez alcanzado el puesto por el que optas, es cuando realmente vas a comenzar a ser su aliada.

 

¿Qué consecuencias, efectos, resultados tiene la participación ciudadana de las mujeres? En el gobierno central, en la gestión pública, en las comunidades


Yo creo que el gran aporte de las mujeres es la solución de conflictos por la vía pacífica. Las mujeres todas somos madres porque aún quienes no lo son o no lo han sido, son madres en potencia. Y el mayor deseo de una madre es que sus hijos sean felices. Y la paz es una condición sine qua non para que las personas alcancen la felicidad. Nadie normal, absolutamente nadie, ha sido feliz viviendo un conflicto. Las mujeres podemos sentarnos a conversar, a buscar entendimientos, a conciliar. Si en las mesas de negociación hubiera habido mujeres en vez de generales, la historia del mundo fuera otra, no me cabe la menor duda.

 

Tu experiencia relacionándote con mujeres en Estado Aragua desde tu posición de Relaciones con la Comunidad ¿qué te dice?

Yo creo que las necesidades de las aragüeñas no son distintas de las necesidades de otras mujeres en otras partes del país y del mundo. Quieren trabajo estable, buenos sueldos, casa, propia, educación de calidad para sus hijos, estabilidad emocional. ¿Es que acaso esto es raro?... ¡es el deseo más básico de todo ser humano! Lo que pasa es que cada vez ven más remota esa posibilidad y simplemente la ven como algo ajeno a sus vidas. Para algunas, ni siquiera existe. Y eso en sí mismo es una tragedia para cualquier sociedad.

 

¿Qué formas crees tú que reviste la participación ciudadana como sociedad civil en estas elecciones?

Si no hay participación ciudadana no hay legitimidad ni se puede hablar de una verdadera democracia. Porque la democracia entraña tener ciudadanos que por cada derecho asuman el deber correspondiente. Republicanos, como los llamaba Simón Rodríguez. Siempre recuerdo sus palabras al Libertador cuando éste, después de la Independencia le dijo: "Maestro, he aquí la República que le ofrecí" y Rodríguez lúcidamente le respondió "para que exista una República primero tiene que haber republicanos".

 

¿Cual es para ti la Sociedad Civil? ¿Los Comités de Tierra, los consejos comunales o Sinergia, Espacio Civil son la Sociedad Civil?

La sociedad civil, como su nombre lo indica, es la sociedad compuesta por personas que ni son militares ni pertenecen al clero. Dentro de ese concepto, todas las organizaciones conformadas por estas personas son sociedad civil: los Comités de Tierra, los consejos comunales, Sinergia, Espacio Civil y otras miles que no hemos nombrado por falta de espacio.

 

¿Cómo piensas tu que se debe organizar esa participación pública de las mujeres en esta época de elecciones parlamentarias?

Yo creo que el tema no debe centrarse en la participación de las mujeres per se. Creo que los representantes para las elecciones parlamentarias deben ser los mejores, los que aglutinen más gente a su alrededor, los que tengan mayor credibilidad. Esto no es un tema de género, y aunque ha habido -y hay- discriminaciones de género, no creo que por la importancia de lo que está en juego el tema sea de cuotas de participación. Hay miles de mujeres preparadas para ser excelentes candidatas. Y las mujeres votantes deberían razonar su voto -porque si bien no es posible quitarle el elemento emocional al voto, éste puede razonarse. Las mujeres constituyen la mitad de la población, y esa mitad tiene derecho a manifestarse, a ser escuchada, a ser tomada en cuenta y a ser apalancada para tener un futuro mejor. Las elecciones parlamentarias son una muy buena vía para lograrlo.

 

¿Tienes alguna alternativa para lograr un trabajo conjunto con las mujeres de Aragua si llegaras a ser Diputada electa de la Asamblea Nacional?

Mi prioridad está en la educación, que como sabes es mi área. Trabajaría por una educación de calidad para todos, que enseñe técnicas y destrezas, que desarrolle las potencialidades de los alumnos al máximo. Como madre de una niña especial sé de primera mano que a nadie le hace daño que le exijan. Todo lo contrario. Yo fui profesora de matemáticas durante más de veinte años, y no sólo mis alumnos aprobaron, sino que me tienen cariño. Y les exigí al máximo. Y mira el Sistema de Orquestas: excelencia a toda máquina. ¿Por qué no replicar la experiencia?

Como educadora también estoy convencida de que hay que tomar medidas drásticas que reduzcan la brecha entre la riqueza y la pobreza. Medidas como democratizar la renta petrolera en bonos de salud, educación y retiro para todos los venezolanos.


¿Tú piensas que la sociedad civil está suficientemente organizada para mantener, exigir, operar, influir sobre la gestión electoral el próximo 26 de septiembre? ¿Esta lo suficiente preparada para manejar con sus recursos un CNE tan complejo?

Creo en la fuerza de la opinión pública. Me preocupan las fracturas y pocos entendimientos del lado de la oposición en muchos estados. Me preocupa que la gente desilusionada no vaya a votar, porque muchos políticos están apostando a que la gente va a salir a votar no importa quién sea el candidato. Y eso no es verdad, al menos en Aragua te aseguro que no va a pasar. Los llamados ni-nis son más del 50% de la población y no se van a mover a votar si no hay una alternativa que los convenza.

 

¿Cómo crees que debería ser la participación de las mujeres en estos comicios? ¿Independiente o dependiente de los dictámenes de la MUD?

Creo que hay que hacer lo posible -y lo imposible- porque los dictámenes de la MUD sean el reflejo de lo que aspira la sociedad. Te repito, no creo que deba centrarse la participación en un tema de género. Pero el que dependa o no dependa de la Mesa está en manos de quienes la están manejando. En Aragua la sociedad civil ha sido ninguneada de la manera más vil. Eso no era lo que se había pactado. Pero la gente no es tonta.

Para finalizar cual sería tu mensaje para las mujeres de Aragua

Que se organicen para involucrarse desde sus pequeñas trincheras. Que hay mucho trabajo por hacer, mucha patria que construir y que nadie es tan fuerte para hacerlo sólo, ni nadie tan débil que no pueda aportar.

 

 

 

 

 

Contacto:

carolinajaimesbranger@gmail.com

 

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Encuesta Editorial

helper DB function reports no errors


Votos Totales:
La votación para ésta encuesta ha finalizado el: 21 Nov 2018 - 20:44