Anciana de 84 años ingresa a hospital de México por dolor abdominal; descubren que tenía un bebé “momificado”

Una anciana de 84 años tuvo que ser internada en un hospital del IMSS en Durango, México, en donde los doctores descubrieron que, hace 4 décadas, tuvo un embarazo ectópico

Fuente: El Diario

Por: Montserrat Arqué

17 de agosto 2023

Aunque no lo creamos, sí existen los casos de mujeres que aseguran no haber sabido con antelación que estaban embarazadas, sino hasta el momento en que les llegó la hora del parto; sin embargo, pareciera complicado que una madre no sepa que desafortunadamente está viviendo un aborto espontáneo, algo que es común en los primeros meses de embarazo.

Pero lo descubierto recientemente en un hospital de México va más allá, ya que se trata del caso de una anciana que nunca se enteró de que dentro de su ser tuvo “escondido” a un bebé por más de 40 años.

Según informan varios medios de noticias mexicanos, una anciana de 84 años, que radica en el estado de Durango, tuvo que ser llevada de emergencia a un hospital del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) por un fuerte dolor abdominal.

Al ser examinada la anciana, en un principio, los doctores no daban con la causa de su malestar, pero al momento de hacer otros estudios, descubrieron que este estaba siendo causado porque en su aparato reproductor se encontraban los restos de un bebé.

El bebé lo concibió hace más de 40 años y sus restos se encontraban como “momificados”. La anciana no se enteró de este acontecimiento debido a que tuvo un embarazo ectópico,  que es cuando el feto se desarrolla fuera del útero.

Lo también extraño de este caso es que, generalmente, los embarazos ectópicos no prosperan y a las pocas semanas se produce un aborto; sin embargo, el de esta mujer sí llegó a término, pero dadas las condiciones, el bebé no pudo nacer.

Aunque los doctores evaluaron extraer al bebé “momificado”, se desistió descartó dicha posibilidad, ya que el procedimiento pone en riesgo la vida y salud de la anciana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *