Mujer Analítica

Blog

Mujer Analítica > Noticias > Salud > Así impacta el optimismo (sano) en tu cerebro, tu corazón y tu longevidad, según la ciencia

Así impacta el optimismo (sano) en tu cerebro, tu corazón y tu longevidad, según la ciencia

Nada tiene que ver con la positividad tóxica. El optimismo  es un arte que nos permite vivir más y mejor, según la ciencia.

Fuente: Telva
Por María Fernández de Córdova
27 de octubre 2023

Hemos pasado de adorar el positivismo a sentarlo en un tribunal. Pero lo cierto es que, como decía la escritora estadounidense Helen Keller, afectada de ceguera y sordera desde la infancia a causa de una encefalitis, “ningún pesimista ha descubierto el secreto de las estrellas ni ha navegado por mares desconocidos ni ha abierto una nueva puerta al espíritu humano”. La ciencia lleva años estudiando esta cualidad y sus repercusiones en la salud del corazón, del cerebro, e incluso, la longevidad. Existen muchos estudios científicos recientes que demuestran los beneficios del optimismo  sobre el sistema inmunológico, en la prevención de enfermedades cardiovasculares o en la demencia y en la calidad de vida en general. Pero, y aquí está la clave, no todos los tipos de optimismo valen.

QUÉ ES EL OPTIMISMO SANO E INTELIGENTE

“El optimismo es un poderoso defensor de nuestra salud en el más amplio sentido de la palabra (…)- decía el psiquiatra Luis Rojas Marcos en un discurso en la Universidad de Burgos- “Hoy sabemos que el pensamiento positivo  es congruente con las ganas de vivir y perfectamente compatible con la capacidad de valorar con sensatez las ventajas y los inconvenientes de las decisiones. El optimismo no implica un falso sentido de invulnerabilidad ni un estado irreflexivo de euforia. Por el contrario, es una forma de sentir y de pensar que nos ayuda a emplear juiciosamente las habilidades propias y los recursos del entorno, y a luchar sin desmoralizarnos para superar las adversidades”.

¿SOMOS OPTIMISTAS POR NATURALEZA?

Según Tali Sharot, profesora de Neurociencia Cognitiva en el departamento de Psicología Experimental del University College de Londres y directora del Laboratorio del Cerebro Afectivo, sí. Centrada en el estudio cómo la emoción influye en las creencias, en las decisiones que tomamos e incluso en las interacciones sociales de las personas, esta experta señala que “el sesgo optimista está presente en casi el 80 por ciento de la población“. Autora del libro The Optimism Bias: A Tour of the Irrationally Positive Brain, el optimismo funciona como una especie de “viaje cognitivo en el tiempo” que le permite a los humanos planificar el futuro. Es probable que el rasgo del optimismo se haya desarrollado evolutivamente porque tener “expectativas positivas” tiene enormes beneficios para la salud e incluso sobrevivir.

EL OPTIMISMO BENEFICIA A NUESTRA SALUD MENTAL

Un estudio publicado en BMC Psychiatry en 2022, realizado sobre mujeres que sufrían cáncer de mama, encontró que las que eran más optimistas reportaban menos síntomas de ansiedad y depresión. Es decir, que el optimismo nos ayuda a adaptarnos de manera saludable a los cambios y vicisitudes de la vida, incluso en situaciones especialmente adversas. Las personas optimistas son, por lo tanto, más capaces de lidiar con situaciones y sentimientos estresantes según una revisión de 50 estudios, publicada en Personality and Social Psychology Review.

EL OPTIMISMO MEJORA NUESTRA SALUD CARDIOVASCULAR

Según la Fundación Española del Corazón (FEC) en los pacientes con infarto de miocardio, la prevalencia de depresión es tres veces mayor que en la población general y, además, está infradiagnosticada. Por el contrario, ser positivo reduce a la mitad el riesto del infarto. Además, una revisión de 15 estudios, publicados en septiembre de 2019 en JAMA Network Open, encontró que las personas optimistas tenían un riesgo reducido de todo tipo de enfermedades cardiovasculares, incluidos accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

EL OPTIMISMO MEJORA NUESTRA LONGEVIDAD

Un gran estudio liderado Escuela de Salud Pública TH Chan de la Universidad de Harvard, en el que participaron casi 160.000 mujeres, encontró que el optimismo está relacionado con una vida más larga  que el pesimismo. Los investigadores incluso encontraron que las personas optimistas tenían más probabilidades de haber vivido hasta los 90 años o más.

EL OPTIMISMO MEJORA NUESTRO SISTEMA INMUNITARIO

El estudio Optimism and the Conserved Transcriptional Response to Adversity de la American Pshychological Association, realizado en 114 trabajadores japoneses varones encontró que las personas optimistas tendían a tener un patrón particular de expresión génica que se sabe que conduce a menos inflamación y una mejor capacidad para combatir las infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *