Mujer Analítica

Blog

Mujer Analítica > Variedades > Divorcios aumentan violencia y pobreza en mujeres en NL

Divorcios aumentan violencia y pobreza en mujeres en NL

Por: abcnoticias.mx

Cuando se disuelve un matrimonio, las mujeres que se dedicaron al hogar sufren más para insertarse al mercado laboral, en tanto que los hombres pueden ver reducidos sus ingresos hasta 50 por ciento.

Hace 20 años, María, habitante de Monterrey, puso fin a su matrimonio. Con la firma del documento de divorcio dijo “adiós” a su pareja con la que procreó cinco hijos.

Con la separación, los problemas se agudizaron porque ahora se enfrentaba al dilema de no poder trabajar porque no tenía quién cuidara a sus hijos. María no pidió pensión para no afectar a su exesposo, hacía trabajos pequeños, puso una pequeña estética y el exesposo la apoyaba, pero no de manera fija, dice una de sus hijas.

Un día ese apoyo desapareció porque él ya tenía una nueva familia. Este hogar cambió radicalmente. Ahora había carencias, faltaba la comida y, con el tiempo, su casa se fue deteriorando por falta de mantenimiento.

Como María, muchas mujeres en el país son condenadas a la pobreza tras el divorcio.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, del total de habitantes en el país entre los 20 y 59 años, hay 9.4 por ciento más mujeres pobres que hombres.

Además, 30 por ciento de las mujeres en México no tienen ingresos propios, por lo que son más propensas a la violencia económica y a vivir en pobreza.

Chapa señala dos detonantes de un divorcio, uno es el “efecto independencia”, que ocurre cuando la mujer se siente preparada económicamente para enfrentar la separación.

El segundo ocurre cuando los ingresos del hombre no son suficientes para cumplir con su rol de proveedor. En el 2021, en México se registraron 149 mil 675 divorcios, lo que significó un aumento del 61.4 por ciento con respecto al 2020.

La cifra ubicó a Nuevo León entre las primeras 10 entidades con más divorcios por cada 10 mil habitantes, al situarse en la posición siete.

Por cada 100 matrimonios, en el estado hubo 50 divorcios, 12 mil 898 en el 2021, 9 mil en 2020 y 14 mil 394 en 2019. Para la titular de la Secretaría de las Mujeres, Graciela Buchanan, la crisis emocional tras un divorcio se agudiza por la situación económica, y afecta más a las mujeres.

Hacerse cargo de su casa y los hijos les dificulta incorporarse al ambiente laboral, mientras que el hombre, al haber trabajado tuvo oportunidades de crecimiento profesional, por ello su economía tras el divorcio no es tan afectada.

“El hombre se dedicaba a generar patrimonio, seguía creciendo profesionalmente y la mujer en la mayoría de los casos, o se dedicaba al hogar y cuidar a los hijos, o tenía trabajos de medio tiempo o trabajos informales y no podía progresar profesional y económicamente al nivel de los hombres”, agrega.

Joana Chapa indica que las finanzas de los hombres también se deterioran tras la ruptura, pues llegan a destinar hasta el 20 por ciento de su sueldo para cada hijo y más si se comprueba que su exesposa no trabaja por dedicarse 100 ciento al hogar.

“Si se demuestra que la cónyuge estaba dedicada toalmente a las labores familiares, puede hasta pedir el 50 por ciento del sueldo del marido”, explica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *