Mujer Analítica

Blog

Mujer Analítica > Ell@s Opinan > El feminismo ha logrado que la actuación de Rubiales no sea aceptable, según expertas

El feminismo ha logrado que la actuación de Rubiales no sea aceptable, según expertas

Fuente: EFE

Por Laura de Grado / Carmen Sigüenza 

25 de agosto 2023

El discurso del presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, y la decisión de no presentar su dimisión a pesar del rechazo social generado por el beso en la boca sin consentimiento que dio a la jugadora Jenni Hermoso, tras la final del Mundial, representa el ejemplo de “cómo funciona el machismo” y su “reacción frente a lo que ha logrado el feminismo”, además de constatar que el fútbol es un ámbito “profundamente misógino”.

Así lo han valorado en una entrevista con Efeminista, la activista feminista durante más de cuatro décadas, Justa Montero; la escritora, periodista y experta en violencia de género, Nuria Varela; y la escritora y periodista española Nuria Labari.

Revictimización y descrédito

“La actuación de este hombre es de manual de un agresor sexual, es la reacción de quien no tiene ningún argumento y de un tipo que no tiene una consideración hacia las mujeres”, ha asegurado Justa Montero tras el anuncio de Rubiales de no dimitir de su cargo de presidente durante la Asamblea General de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Durante su discurso Rubiales ha tratado de justificarse sobre la polémica y las peticiones de dimisión por el beso a la jugadora Jenni Hermoso,  tras ganar el Mundial diciendo que: “Fue espontáneo, mutuo, eufórico y consentido, que esta es la clave de todas las críticas. Fue consentido, esta jugadora falló un penalti y yo tengo una gran relación con todas las jugadoras, hemos sido una familia durante más de un mes y tuvimos momentos cariñosos en esta concentración”.

Además, en su declaración ha señalado a Hermoso como la que inició el momento y ha asegurado que no va a dimitir.

Montero considera que la actitud de Rubiales y sus ataques a un “falso feminismo” representan “la reacción machista frente a lo que ha logrado el feminismo”.

Para Nuria Varela precisamente este discurso sigue unas pautas claras y “explica a la perfección cómo funciona el machismo y la misoginia, cómo revictimiza y utiliza mecanismos de descrédito“.

Misoginia en el fútbol

“Hay todavía ámbitos en la sociedad oscuros a la igualdad y el fútbol es uno de ellos. El fútbol ha sido históricamente un espacio muy masculinizado y con mucha carga misógina“, ha asegurado Varela, autora de libros como “Feminismo para principiantes” o “Cansadas”.

Con el beso sin consentimiento de Rubiales a Hermoso el pasado 20 de agosto en la entrega de medallas tras la conquista del mundial “esta misoginia ha explotado a los ojos de todo el mundo”, explica Varela, que lamenta que no haya sido antes.

“Teníamos muchísimas señales de las misoginia que estaban sufriendo las jugadoras (insultos en los campos, denuncias a jugadores por agresiones sexuales, la queda de las 15 jugadoras) y han tenido que ser las mejores del mundo para que les hagamos caso”, añade.

Federaciones cómplices 

Montero también ve machismo en las ovaciones de la asamblea durante el discurso de Rubiales, que “evidencian hasta qué punto tienen que cambiar estas federaciones instaladas en el ocaso de cierta masculinidad“.

“Preocupa la reacción de esta asamblea de hombres, aplaudiendo, ovacionando y estableciendo complicidad con algo que la sociedad está diciendo que no se puede tolerar y que es violencia sexual”, alerta.

El beso no consentido, junto a los gestos y el comportamiento desde el palco de Rubiales, ha provocado la censura social, deportiva, política, una serie de denuncias, y reproches asociaciones y federaciones a lo largo de esta última semana, como Fedepe, UGT, CCOO, la Liga de Fútbol Femenino o la Asociación de Mujeres en el Deporte Profesional.

Una presión que se agravó tras la grabación de un video en la que el presidente de la RFEF pedía “disculpas” en los diciendo que desde dentro “no se entendía” y se veía como “algo natural, normal”; y que el propio presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tildó de “insuficientes” e “inadecuadas”. Asimismo, la FIFA, a través de su Comisión Disciplinaria, decidió el jueves abrir un procedimiento disciplinario contra Rubiales.

Movilización social frente a la violencia sexual

Aunque este viernes Rubiales no ha dimitido, pese a que fuentes cercanas habían adelantado que así lo haría, la “movilización social” y la unanimidad en nombrar el beso no consentido como “violencia sexual” ha sido una gran conquista social y feminista, coinciden las expertas.

“Su caso funciona como símbolo porque muestra cómo la lucha feminista ha conseguido cambiar de lugar el sentido de lo aceptable y de lo que hasta hace bien poco era “normal””, ha explicado la escritora y periodista Nuria Labari.

Labari reconoce que este caso evidencia los avances y asegura que “hace solo unos años, condenar una conducta como ésta hubiera supuesto un montón de insultos en comentarios y redes para cualquiera que lo denunciara, especialmente para cualquier mujer.”

Y celebra la “condena frontal de toda la sociedad”.

Tras la decisión de no dimitir, el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Víctor Francos, ha comunicado su decisión de elevar al Tribunal Administrativo del Deporte las denuncias recibidas: “La intervención del Sr. Rubiales ante la Asamblea de la RFEF es absolutamente incompatible con la representación que ostenta en el deporte español”.

Hacer frente a las violencias, otra conquista del mundial

Por el momento, será la Fiscalía de la Audiencia Nacional la encargada de estudiar si admite las denuncias presentadas contra el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, por el beso en la boca que dio a la jugadora Jenni Hermoso durante la entrega de medallas del mundial en Sídney.

Las jugadoras de la selección ya se han manifestado a través de la red social X, antes Twitter, bajo el lema “Se acabó” y han anunciado que publicarán un comunicado, al que se unirán las jugadoras del Mundial de Canadá y todas las exfutbolistas de la Selección.

“El mundo del futbol no puede estar por encima de la ley ni de la sociedad española ni de las reclamaciones mayoritaria de la sociedad”, ha dicho Nuria Varela sobre los pasos que se den a partir de ahora para resolver esta situación.

Este Mundial femenino de fútbol 2023, que arrancaba a mediados de julio con la certeza de que iba a dejar una marca en la historia del deporte, ha terminado repleto de mensajes a favor de la igualdad salarial y la necesidad de referentes y ahora también “poniendo en el centro del debate las violencias” que enfrentan las futbolistas en este entorno.

“Seguro que van a lograr también otra conquista cuando esto se resuelva como todas esperamos: con la dimisión y con medidas que permitan que esto no vuelva a suceder”, ha afirmado Justa Montero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *