La autopsia de María Fernanda Sánchez arroja que su cuerpo no presenta “huellas de violencia”

La familia de la estudiante mexicana de 24 años, hallada muerta en Berlín el pasado fin de semana, confirma los resultados y anuncia que continuará con los trámites funerarios

María Fernanda Sánchez en una imagen difundida en sus redes sociales

Fuente: El País

10 de agosto 2023

La Embajada de México en Berlín puso fin este jueves a una rara intriga judicial sobre el caso de la muerte de María Fernanda Sánchez Castañeda al dar a conocer un breve comunicado, donde anuncia que la autopsia de la joven fue realizada el miércoles pasado y, más importante aún, que los primeros exámenes del cadáver no mostraron señales de violencia, un hecho que puede ayudar a concluir que la joven se habría suicidado.

Los detalles de la autopsia,  según la embajada de México, que incluyen estudios para determinar las causas y el momento precisó de la muerte de la joven, pueden concluir en un plazo estimado entre ocho y doce semanas.

“La embajada de México en Alemania, con autorización de la familia Sánchez Castañeda hace del conocimiento público que ayer, 9 de agosto, las autoridades alemanas concluyeron la autopsia a los restos de María Fernanda Sánchez Castañeda, que podría continuar con los procedimientos funerarios”, señala el comunicado de la Embajada que recibió este periódico.

Sin embargo, la Fiscalía de Berlín señaló el miércoles a este periódico que se había ordenado la autopsia pero que esta no se había realizado debido a la carga de trabajo. “Debido a la carga de trabajo, actualmente se espera que pasen alrededor de ocho semanas antes de que el resultado esté disponible. Solo entonces, y posiblemente solo después de la conclusión de más investigaciones, se puede tomar una decisión sobre la liberación del cadáver”, admitió Karen Sommer, portavoz de la Fiscalía.

“La autopsia confirma las huellas dactilares y que no presenta huellas de violencia”, señala el comunicado de la embajada, en un pasaje que podrá poner fin a uno de los grandes misterios que seguían marcando la misteriosa desaparición de María Fernanda, ocurrida el 22 de julio pasado. La joven abandonó su vivienda en un hogar de estudiantes y dejo su teléfono móvil sobre la cama.

La policía de Berlín, tres días después de su desaparición, dio a conocer un comunicado donde sugería que la joven tenía un grave problema emocional. “Dejó su apartamento en Büchnerweg y nunca regresó. Hay indicios de que la joven de 24 años se encuentra en una situación psicológica excepcional”, señalaba el comunicado de la policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *