Los fantasmas de la abuela| Por: Yván Serra Díaz

Microrrelato

22 de abril 2024

La abuela siempre sospechó que los fantasmas existen. Ahora, a sus 83 años ya era un hecho confirmado. De ellos, sabe que son invisibles, no deambulan en las noches como todo el mundo cree. Siente que la acompañan en sus actividades cotidianas. También piensa, que son juguetones más que peligrosos. Me cuenta en secreto que en la casa hay dos. El primero es malo y le esconden las cosas. Piensa que se burla al verla buscando en las gavetas la cadena que la había regalado la tía, o las llaves de la casa que recuerda haberla dejado en el portallaves el día de ayer. El otro es bueno y le trae regalos, me dice sonriente mientras muestra el dinero que apareció en su cartera en una tarde de la semana pasada y ese extraño frasco de perfume, que vio en su tocador aquella mañana cuando estaba en su rutina de peinarse.  

Me despide con un beso llamándome por el nombre de mi padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *