Mujer Analítica

Blog

Mujer Analítica > Noticias > Internacionales > Los medios ignoran la realidad y la lucha de las mujeres en Palestina, según un informe

Los medios ignoran la realidad y la lucha de las mujeres en Palestina, según un informe

Fuente: EFE
Por Laura de Grado
3 de enero 2024

“Las mujeres palestinas siempre son las más afectadas por la violencia y sus voces no son escuchadas por nadie”, según revela un informe que arroja luz sobre la alarmante situación en Palestina y cuestiona la falta de imparcialidad y de perspectiva de género de la cobertura mediática internacional sobre la guerra en la Franja de Gaza.

El informe “Palestina feminista: La lucha por la liberación de las mujeres y del país, una mirada crítica de los medios”, escrito por la periodista y codirectora del Máster en Género y Comunicación de la UAB Isabel Muntané, además, insta a la solidaridad internacional de todas las feministas.

“Debe de haber una acción seria y efectiva por parte de los movimientos feministasen todo el mundo para parar todo lo que está sucediendo, presionar a los gobiernos y boicotear completamente la ocupación de Israel”, piden las activistas palestinas, entre las que se encuentran Soraida Hussein o Yussarah Abdallah Vargas.

Más de 22.000 personas han muerto (setenta por ciento de mujeres, menores y personas ancianas) y 55.000 han resultado heridas en la Franja de Gaza por la ofensiva israelí desde el pasado 7 de octubre.

Además, la Unión Europea (UE) estima que el 100 % de la población de Gaza padece inseguridad alimentaria aguda, mientras que una cuarta parte de su población se enfrenta al hambre catastrófica y a la inanición.

En base a entrevistas con líderes de entidades feministas, ONG de derechos humanos, universitarias, activistas y periodistas feministas palestinas, el informe destaca la necesidad de abordar críticamente la cobertura mediática de la región.

El drama menstrual de las palestinas en medio del conflicto

“En general, las mujeres, y las mujeres palestinas en particular, siempre son las más afectadas por la violencia y sus voces no son escuchadas por nadie”, lamenta la técnica de género y activista feminista Yussarah Abdallah Vargas, reflejando la trágica situación que enfrentan.

El texto relata cómo más allá de los asesinatos y de los traslados forzosos, al inicio de la guerra las mujeres tomaban anticonceptivos para parar el ciclo menstrual debido a la carencia de toallas sanitarias y la escasez de agua.

“Ahora, incluso, estos medicamentos se han agotado (…) algunas mujeres permanecen con la misma ropa durante días, y con la sangre menstrual seca en la ropa, se han producido numerosos casos de infecciones uterinas, cosa que ha hecho que los médicos se vean obligados a extirpar sus úteros”, denuncian en el texto las organizaciones feministas de la ciudad de Ramal·lah.

Violaciones graves del derecho internacional

El ultimo informe de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW) sobre Palestina, ya señalaba esta violencia sistemática destacando que “las mujeres palestinas enfrentan un sistema discriminatorio ante los crímenes de la ocupación colonial israelí y las violaciones graves del derecho internacional”.

La CEDAW acusaba directamente a soldados y colonos de perpetrar violaciones graves del derecho internacional y aseguraba que “son pocas las mujeres palestinas que no se han visto directamente afectadas por alguno de los crímenes de la ocupación israelí o que no han sufrido las consecuencias”.

 La lucha de las mujeres por la paz en Palestina

Además de criticar la narrativa imperante en torno al conflicto, la investigación también señala la distorsión en la representación mediática que se suele hacer de las palestinas, siempre como personas pasivas y sometidas.

“Cuando los medios informan sobre las mujeres palestinas, lo que hacen es situarnos en una posición de subordinación y de revictimización, sin agencia y sin ninguna capacidad de decisión”, explica una activista feminista palestina, subrayando la necesidad de cambiar esta narrativa.

Por ello, el texto destaca la lucha incansable de las mujeres palestinas por la paz y el adelanto de su agenda feminista, a pesar de los retrocesos provocados por la ocupación israelí y la falta de interés político local.

La coordinadora de estudios de género de la Universidad de Birzeit Nahed Abu Tueina enfatiza: “Los medios europeos son muy injustos con Palestina, nunca explican historias de éxito de las mujeres palestinas, de todo aquello que hacemos para mejorar nuestra situación y la de todo el pueblo palestino.”

“Nosotras somos protagonistas de muchas historias que parecen no interesar en Europa”, añade.

Una mirada crítica a la información

Este imaginario de vulnerabilidad también se promueve a través de las informaciones que los medios emiten sobre casos de violencias machistas, especialmente de los feminicidios, que se narran como hechos puntuales y sin contexto, señala la investigación. Además, reprueba que esta forma de violencia, intensificada por la ocupación, ha quedado ahora en un segundo plano en la región.

La forma de informar sobre estas violencias incide directamente en la violencia social y familiar que luego sufren las mujeres, especialmente las mas jóvenes, explica la experta en género y miembro de la Union of Palestinian Women Committees (UPWC), Margaret Raii.

Por ello, el informe recuerda la necesidad de presentar a las mujeres como agentes activos en la lucha contra el colonialismo y el salafismo. E invita a visibilizar la diversidad de roles que desempeñan las mujeres, alejándose de la representación única como víctimas o esposas de mártires.

Y aboga por cambiar la perspectiva predominante sobre Palestina, destacando la importancia de situar la información en el contexto “del colonialismo y el apartheid” y de utilizar un vocabulario preciso sin generalizar ni estigmatizar.

En la misma línea, piden alejarse del enfoque exclusivo en la violencia y los enfrentamientos armados, subrayando la riqueza y complejidad de la vida en Palestina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *