Marta Ortega fascinante y misteriosa: Conocemos a la mujer más poderosa de la moda como mujer, madre y empresaria

‘Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro, pero aprendiendo del pasado’ afirmó cuando fue nombrada presidenta

Fuente: Hola
Por: María Luisa García
8 de abril 2024

Cuando, en agosto de 2021, Marta Ortega Pérez concedió una entrevista a The Wall Street Journal, afirmó: “Siempre estaré donde la empresa más me necesite”. Toda una declaración de intenciones para la que, con el tiempo, se ha convertido en la mujer más poderosa de la moda. En noviembre de 2021, el Consejo de Administración de Inditex aprobaba el nombramiento de Marta Ortega como presidenta del grupo, un cargo que se hizo efectivo el 1 de abril de 2022. En ese momento, la hija de Amancio Ortega afirmaba: “He vivido esta empresa desde mi infancia y he aprendido de todos los grandes profesionales con los que he trabajado en los últimos 15 años. Siempre he dicho que dedicaría mi vida a desarrollar el legado de mis padres, mirando al futuro, pero aprendiendo del pasado”.

El hecho de que Marta tomara las riendas de Inditex, hace dos años, supuso el broche final a una historia que empezó a gestarse cuando la hija de Amancio Ortega terminó sus estudios universitarios, a los 23 años. La joven, que estudió Empresariales en la European Business School de Londres, fue sometida posteriormente a un entrenamiento fuera de la sede de Arteixo, como preparación para algún día ser la sucesora natural de su padre. Comenzó con lo que en Inditex llaman “la experiencia en tienda”, trabajando como dependienta en el Zara de King’s Road, en Londres. “La primera semana pensé que no iba a sobrevivir. Pero luego desarrollas una especie de adicción a la tienda. Algunas personas nunca quieren salir de ahí, es el corazón de la empresa”, reconocía a The Wall Street Journal sobre esta experiencia.

Desde que terminó la Universidad, fue sometida a un entrenamiento fuera de la sede de Arteixo como preparación para, algún día, ser la sucesora natural de su padre

Después pasó por los departamentos de Finanzas, Contabilidad, Análisis de Ventas y Diseño en las oficinas de Londres, París y Shanghái. Regresó a España y se convirtió en la mano derecha de Beatriz Padín, su mentora y directora de Zara Woman. Una mujer que comenzó a trabajar en Zara a los 17 años y logró convertirse en indispensable para Amancio Ortega. La actual presidenta también cuenta con el incondicional apoyo del vicepresidente, José Arnau Sierra, y del consejero delegado de la compañía, Óscar García Maceiras. No tiene despacho, al igual que su padre, que, pese a tener uno, jamás lo utilizó. Y su sueldo, que consiste en un millón de euros al año, se mantiene estable.

Los mayores éxitos de Marta Ortega durante estos dos años al frente de Inditex se puede decir que han sido el incremento de las ventas del grupo (un 30 por ciento) y lograr situar las acciones en sus máximos históricos. También ha asumido los obje­tivos de sostenibilidad más ambiciosos de la historia de la compañía: ha puesto en marcha la plataforma pre-owned, que ayuda a que los clientes puedan extender la vida útil de sus prendas de Zara a través de la donación, la reparación o la reventa. Su último cartucho ha sido lanzar al mercado una línea capilar, Zara Hair, de la mano del renombrado estilista capilar y director creativo Guido Palau. Marta también puede apuntarse el tanto de haber logrado que personalidades como Linda Evangelista o Diane von Fürstenberg hayan visitado, en los dos últimos años, la sede de Arteixo. Además, se ha reafirmado como icono de estilo. Es la mejor embajadora de Zara y su mejor campaña publicitaria: prenda que luce, prenda que se agota a los pocos minutos. Del mismo modo, se ha convertido en referente en el mundo del arte, entablando amistad con cotizados fotógrafos o diseñadores de moda y acudiendo a los front row más exclusivos del mundo. Pero dicen, los que la conocen, que con lo que más disfruta es con las sesiones de estilismo y fotografías de cada campaña.

Un aura de misterio

Pocos datos se tienen de la personalidad de la presidenta de Inditex, a la que rodea cierto aura de misterio. Es extremadamente discreta y ruega a su entorno que también lo sea, ya que detesta la exposición pública y le incomoda el protagonismo. No ha concedido entrevistas a medios de comunicación de nuestro país, tan solo sendas entrevistas a The Wall Street Journal y al Financial Times. Personas que han tenido contacto con ella la consideran inteligente, simpática, sonriente, cariñosa y, sobre todo, muy sencilla. Esta cualidad la mantiene desde su infancia, ya que en alguna ocasión ha reconocido que creció sabiendo que sus padres se dedicaban al negocio de la moda y viajaban mucho, pero, hasta que no fue mayor, no fue consciente del poder que tenían. Pablo Isla, quien fue su predecesor en el cargo de presidente, dijo de ella: “Es muy humilde, pero con opiniones muy fuertes sobre muchas cosas”.

Los mayores éxitos de Marta Ortega, durante estos dos años al frente de Inditex, han sido: el incremento de las ventas del grupo (un 30 por ciento) y lograr situar las acciones en máximos históricos

También se trata de una mujer muy familiar. Forma una piña con su marido e hijos, como con sus padres y con su familia materna, los Pérez Marcote. Adora y admira a su padre, del que dice: “Sabe sacar lo mejor de la gente”. En su 80 cumpleaños, le preparó un bonito homenaje, a modo de flashmob, con la complicidad de sus empleados, que hizo que el fundador de Inditex no pudiera evitar emocionarse. Está muy influenciada por su abuela materna, con la que pasó mucho tiempo durante su infancia y quien le confeccionaba vestidos para sus muñecas. Tiene un gran sentido de la responsabilidad y es igual de perfeccionista que Amancio Ortega. Sus amigos dicen de ella que, además, es la perfecta anfitriona.

Marta es madre de tres hijos: Amancio, de nueve años; Matilda, de tan solo tres, y el pequeño Manuel, que vino al mundo el pasado 16 de diciembre. Comparte todo el tiempo que puede con ellos y es ella quien lleva personalmente a su hijo Amancio al colegio cada mañana y le acompaña a los partidos de fútbol los fines de semana o a jugar al golf.

Cuando se les ve en público, como en las competiciones hípicas a las que acuden, es una madre cariñosa y entregada que se deshace en carantoñas y atenciones con sus pequeños.

Adora y admira a su padre, del que dice: “Sabe sacar lo mejor de la gente”. De él ha heredado su sentido de la responsabilidad y su perfeccionismo

Vive en A Coruña junto a su segundo marido, Carlos Torretta, antiguo agente de modelos e hijo del diseñador de moda Roberto Torretta y Carmen Echevarría. Él es el padre de sus dos hijos pequeños, Matilda y Manuel. El mayor, Amancio, nació fruto de su primer matrimonio, con el jinete asturiano Sergio Álvarez Moya, con el que mantiene una buena relación en la actualidad. Con Carlos Torretta contrajo matrimonio el 16 de noviembre de 2018. Una boda multitudinaria que inmortalizó Peter Lindbergh y en la que la heredera de Inditex lució tres vestidos diferentes, confeccionados por su amigo Pierpaolo Piccioli, director creativo de Valentino. Un enlace al que acudieron más de 400 invitados y que contó con las actuaciones de Norah Jones, Jaime Cullum y Chris Martin.

Círculo de amistades

Carlos Torretta trabaja desde 2019 en Zara, actualmente en el departamento de Comunicación. Conocerle amplió el círculo de amistades de Marta. Ahora forman parte de su grupo de íntimos amigos Sofía Sánchez de Betak, la modelo Eugenia Silva, Alfonso de Borbón, Jon Kortajarena, Isabelle Junot y Álvaro Falcó (marqueses de Cubas), el matrimonio formado por Carlos Cortina y Carla Vega-Penichet, Ramón Hermosilla Gómez-Cuétara, Pedro Bravo y Carlota Pérez-Pla y Mafalda Muñoz y Gonzalo Machado, entre muchos otros. Hace poco celebraba sus 40 años con una fiesta sorpresa, organizada por su marido en la capital, a la que acudían muchos de sus mejores amigos.

Cuando tenía diez años, se montó en un caballo por primera vez, por influencia de una amiga, y descubrió una de sus pasiones. Desde ese momento, comenzó a recibir clases de hípica y se convirtió en amazona de salto. Su padre le puso una condición para dejarla practicar este deporte: que sacara buenas notas. Estuvo interna en Aiglon College, uno de los internados suizos por excelencia, y, más tarde, en Inglaterra. Sus padres siempre consideraron que era primordial que hablara inglés fluidamente, por lo que, siendo niña, también tuvo una institutriz británica, Brigitte. A su regreso a España, Amancio Ortega le regaló Casas Novas (Arteixo), uno de los centros hípicos con las mejores instalaciones de Europa. Abrió sus puertas en el año 2000 y, ese mismo año, ya se disputó su primer campeonato de saltos internacional. La pasión por los caballos es algo que comparten padre e hija. Uno de los caballos más importantes de los que ha sido propietaria es ‘Carlo 273’, un caballo ya jubilado en Casas Novas, histórico campeón de salto de obstáculos 5* del que habla con gran cariño: ““Carlo” es, obviamente, una superestrella para todo aquel que sepa apreciar este deporte. Pero, sobre todo, es un alma especial para todos los que tenemos la suerte de ser su familia”.

En septiembre de 2017, Marta abandonó los circuitos hípicos para centrarse en su papel de madre y en sus labores en Inditex, previsiblemente conocedora de la cuenta atrás para su ascenso a la cima de la compañía. Pero continúa activa en la hípica como propietaria de importantes caballos de salto, que entrenan y montan los jinetes holandeses Maikel y Eric van der Vleuten, como ‘Beauville’ o ‘Dewis’. La hípica, además de grandes recuerdos, le ha regalado amigas como Athina Onassis o Carlota Casiraghi. Junto a su madre, Flora Pérez Marcote, gestiona

Casas Novas, donde se celebran dos concursos internacionales de salto al año. El año pasado, el centro hípico, además, fue sede de la Longines Global Champion Tour, la Fórmula 1 de la hípica.

Marta es madre de tres hijos: Amancio, de nueve años; Matilda, de tres, y el pequeño Manuel que nació el pasado 16 de diciembre

Los fines de semana le gusta viajar, también realiza bastantes escapadas a la capital, donde es propietaria de un céntrico piso con altos techos y grandes ventanales con vistas a la plaza de la Villa de París. En febrero de 2022, adquirió el pazo de Aián, en Cambre, una edificación del siglo XVIII donde pasar en familia vacaciones y fines de semana. El pazo cuenta con una vivienda principal de 1.000 metros cuadrados dividida en tres plantas; otra casa en el jardín, una edificación a modo de vivienda para los caserosm y una pequeña capilla neoclásica. La propiedad, de 16.000 metros cuadrados de terreno, se encuentra rodeada por un grueso muro de piedra y majestuosos jardines, en los que originariamente hubo plantados árboles frutales y un huerto; también posee un pequeño estanque y cocheras. Está situado a diez minutos del pazo de Drozo, en Anceis, propiedad de sus padres, un lugar especial, ya que fue donde estos contrajeron matrimonio, en 2001. En verano realiza escapadas a bordo del yate paterno a destinos internacionales, a los que en numerosas ocasiones invita a sus amigos.

Su proyecto más personal

En abril de 2022, constituyó la Fundación MOP (Marta Ortega Pérez). Uno de los proyectos realizados por dicha fundación ha sido transformar un espacio industrial, en la zona portuaria de A Coruña, en un centro de exposiciones. Como apasionada de la fotografía de moda, en 2021 celebró allí la exposición Peter Lindbergh: Untold Stories. Un año más tarde, Steven Meisel: 1993, y, hasta el próximo 1 de mayo, está abierta Helmut Newton Fact & Fiction.

Junto a Carlos Torretta, ex agente de modelos, forma un sólido matrimonio. Fue él quien amplió el círculo de amistades de Marta

Además, es vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, institución presidida por su madre, Flora Pérez Marcote, que trabaja en los ámbitos de la educación y bienestar social, y mediante la que han destinado más de mil millones de euros a diferentes proyectos. Las responsabilidades de Marta no terminan ahí: también es miembro de los consejos de administración de Pontagadea Inversiones y Partler Participaciones, accionistas significativos de Inditex.

En la primera junta de accionistas en la que ejerció como presidenta, en julio de 2022, la hija pequeña de Amancio Ortega expresó: “Inditex es el deseo continuo de acercar la ilusión y la belleza de la moda a millones de personas en todo el mundo. Es el lugar donde he crecido, personal y profesionalmente, y donde siempre he querido estar. Es la fuente de los valores que comparto y el proyecto al que, con su confianza, seguiré dedicando todo mi esfuerzo”. Un esfuerzo que está dando sus frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *