Menopausia: qué es, cuáles son los síntomas y cómo enfrentarlos

Esta transición natural, caracterizada por el cese de la menstruación y el fin de la fertilidad, afecta a millones de mujeres en todo el mundo. Cómo impulsar la salud física y el bienestar emocional, según los expertos

La menopausia representa un cambio significativo en la vida de las mujeres afectando aspectos físicos emocionales y mentales un momento que requiere comprensión y apoyo adecuado

Fuente: Infobae
6 mayo 2024

La menopausia es un gran cambio mental, emocional y físico. Esto es lo que necesitas saber sobre este momento de la vida, incluyendo qué es la menopausia, qué síntomas ocasiona y los tratamientos actuales para la menopausia que pueden ayudarte con las molestias que te pueda causar.

¿Qué es la menopausia?

La menopausia es el momento en que el período (menstruación) se detiene para siempre. Está marcada por cambios físicos y, a menudo, emocionales que son impulsados en gran medida por la caída de la hormona sexual femenina estrógeno.

La menopausia se diagnostica oficialmente una vez que se han perdido 12 ciclos menstruales consecutivos sin ninguna otra causa obvia para el cese de la menopausia.

La menopausia también significa el fin de la fertilidad, por lo que puede provocar emociones encontradas para muchas mujeres. En Estados Unidos, la menopausia ocurre a los 51 años en promedio, según información de la Clínica Mayo.

Menopausia precoz

Algunas mujeres experimentan la menopausia mucho antes de los 51 años. Esto se conoce como menopausia precoz o prematura. La menopausia precoz ocurre entre los 40 y los 45 años, y la menopausia prematura ocurre cuando una mujer tiene 40 años o menos, según la Oficina de Salud de la Mujer.

La menopausia temprana o prematura puede ser causada por cualquier cosa que dañe los ovarios o impida que el cuerpo produzca estrógeno, incluidos ciertos tratamientos contra el cáncer o la cirugía para extirpar los ovarios o el útero.

¿Cuándo comienza la menopausia?

La menopausia no aparece de repente. Perimenopausia significa “alrededor de la menopausia” y marca la transición a la menopausia, o el momento alrededor de la menopausia en el que los ovarios dejan de funcionar gradualmente y liberan óvulos con menos frecuencia. También produce menos estrógeno y otras hormonas, lo que resulta en ciclos menstruales irregulares. Todos estos factores conducen a una disminución de la fertilidad, según Johns Hopkins Medicine.

¿Cuánto dura la perimenopausia?

La perimenopausia puede durar de 7 a 14 años, dependiendo de factores del estilo de vida como el tabaquismo, la edad a la que comienza, la raza y el origen étnico. Después de no haber tenido su período durante un año completo, es oficialmente posmenopáusica.

¿Cuáles son las causas de la menopausia?

La menopausia no es una enfermedad. Es una condición natural que ocurre con el paso del tiempo. Los niveles de estrógeno disminuyen drásticamente durante la menopausia después de años de que el cuerpo dependió de él para apoyar muchos sistemas de órganos en el cuerpo. La disminución de esta hormona puede provocar una variedad de síntomas, que pueden ser diferentes para cada persona.

Según la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS, por sus siglas en inglés), algunos ejemplos de síntomas de la menopausia pueden incluir:

  • Sequedad vaginal
  • Cambios en el estado de ánimo
  • Sudores nocturnos
  • Bochornos
  • Mal humor
  • Cambios en la piel

Síntomas que suelen acompañar la menopausia

Cada mujer experimenta y afronta la menopausia y sus síntomas de manera diferente. Los signos de la menopausia causados por una caída en los niveles de estrógeno incluyen los siguientes.

  • Sofocos o bochornos: este es el síntoma más común de la menopausia, y la intensa sensación de calor puede aparecer rápida y furiosamente. Los sofocos suelen durar de uno a cinco minutos, dice NAMS.
  • Sudores nocturnos: estos sudores empapados pueden robarte el sueño y obligarte a cambiarte de pijama en medio de la noche.
  • Adelgazamiento del tejido vaginal: esto puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas y aumentar el riesgo de infecciones vaginales.
  • Problemas del estado de ánimo, como ansiedad y depresión: esto se debe a las fluctuaciones hormonales, al sueño interrumpido por los sudores nocturnos y, a veces, a las preocupaciones sobre la imagen corporal y el envejecimiento.
  • Adelgazamiento de la piel: el colágeno y la elastina son las principales proteínas estructurales que le dan a la piel sus propiedades elásticas juveniles, pero nuestro suministro natural disminuye con el avance de la edad y la disminución de los niveles de estrógeno. ¿El resultado? Líneas finas y arrugas, sequedad y tono desigual.
  • Aumento de peso: tu peso puede comenzar a aumentar durante la perimenopausia. La Clínica Mayo informa que las mujeres pueden aumentar alrededor de 1.5 libras al año a los 50 años, y este peso tiende a acumularse alrededor del abdomen.
  • Huesos quebradizos: los huesos frágiles pueden aumentar las probabilidades de desarrollar osteoporosis y fracturas.

Medicamentos y tratamientos para la menopausia

En el pasado, el uso a largo plazo de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) se recomendaba ampliamente para aliviar los síntomas de la menopausia. Esta práctica cayó en desuso en 2002 cuando el estudio de la Iniciativa de Salud de la Mujer encontró que las hormonas aumentaban el riesgo de accidentes cerebrovasculares, así como de cáncer de mama y de ovario.

En la actualidad, el uso a corto plazo de la terapia hormonal se considera seguro para algunas mujeres con síntomas menopáusicos graves. El objetivo es usar la dosis más baja posible de hormona durante el menor tiempo posible. La terapia con estrógeno solo se reserva para las mujeres que se han sometido a una histerectomía; las mujeres con un útero intacto que usan TRH deben tomar la hormona progestina con estrógeno para prevenir el cáncer uterino.

Hasta ahora, dos medicamentos (que se describen a continuación) están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar los molestos sofocos. Otros síntomas pueden controlarse con cuidados personales y cambios en el estilo de vida.

Tratamientos para los síntomas de la menopausia

Muchos de los tratamientos actuales para la menopausia están orientados a síntomas específicos. La buena noticia es que hay muchas cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas de la menopausia, desde cambios en el estilo de vida hasta el uso de medicamentos.

Sudores nocturnos y sofocos

El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento sugiere cambios en el estilo de vida para ayudarte a refrescarte de afuera hacia adentro y de adentro hacia afuera, que incluyen:

  • Vestirte con capas que se puedan quitar fácilmente cuando tengas un bochorno
  • Llevar un ventilador portátil
  • Colocar la ropa de cama en capas para que puedas refrescarte fácilmente por la noche
  • Considerar la posibilidad de enfriar las sábanas y las fundas de almohada
  • Mantener un peso normal y saludable. Las mujeres con sobrepeso u obesidad pueden experimentar sofocos más frecuentes y severos.
  • Diciendo ohm. Las prácticas mente-cuerpo como el yoga, el tai chi y la meditación de atención plena pueden ayudar con los sofocos.

Si los sofocos están afectando tu calidad de vida y no puedes o no quieres tomar hormonas, tienes otras opciones. La FDA aprobó el uso del antidepresivo paroxetina para los sofocos bajo la marca Brisdelle en 2013. Además, la FDA recientemente dio su visto bueno al fezolinetant (nombre comercial Veozah) para los sofocos moderados a severos causados por la menopausia. Veozah no es una hormona. En cambio, se dirige a la actividad neuronal que causa los sofocos.

Atrofia vaginal

Los tratamientos para el adelgazamiento del tejido vaginal pueden incluir:

  • Uso de lubricantes vaginales y humectantes de venta libre
  • Productos de estrógeno vaginal en dosis bajas

Pérdida de sueño y sueño de mala calidad

La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño cada noche. El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento señala que una buena higiene del sueño puede contribuir en gran medida a mejorar el sueño. Algunos consejos de higiene del sueño incluyen:

  • Seguir un horario regular de vigilia y sueño, incluso los fines de semana
  • Desarrollar un ritual relajante antes de acostarse que no incluya mirar teléfono o computadora, ya que la luz azul de estos dispositivos puede dificultar la conciliación del sueño
  • Mantener tu dormitorio fresco y oscuro

Otros consejos para dormir mejor incluyen:

  • Hacer ejercicio todos los días (pero no justo antes de acostarse)
  • Evitar las comidas copiosas antes de acostarse
  • Limitar el consumo de cafeína más tarde en el día
  • Si seguir estos consejos no mejora tu sueño, habla con su proveedor de atención médica sobre los medicamentos para dormir de venta libre o recetados.

Problemas de memoria

Mantenerte socialmente activa puede ayudarte a mantenerte alerta a medida que atraviesas la menopausia. Además, intenta hacer crucigramas, sudokus, tomar una clase o aprender un nuevo idioma para mantenerte comprometida, sugiere la Oficina para la Salud de la Mujer.

Cambios en el estado de ánimo

Si te sientes deprimida o ansiosa, habla con tu proveedor de atención médica sobre los medicamentos para la depresión o la ansiedad que pueden ayudar. Tu proveedor puede recomendar terapia, medicamentos o ambos para tratar la depresión o la ansiedad que pueden surgir con las fluctuaciones hormonales y los cambios en la vida de la menopausia.

La Oficina para la Salud de la Mujer también señala que el cuidado personal, como hacer ejercicio regularmente, dormir bien y comer una dieta saludable , pueden contribuir en gran medida a mejorar el estado de ánimo.

Otros tratamientos no tradicionales para la menopausia: cuidado con lo que compras.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) no recomienda el uso de ciertos tratamientos alternativos para la menopausia.

Las hormonas bioidénticas llaman la atención en las redes sociales y por parte de algunas celebridades. Estos provienen de fuentes vegetales y se comportan como hormonas producidas en el cuerpo. A menudo son fabricados por farmacias de compuestos y no están regulados por la FDA. Otros tratamientos alternativos para la menopausia son el cohosh negro, la DHEA o las isoflavonas de soja, pero no hay pruebas de que sean eficaces y pueden suponer riesgos significativos. Siempre informa a tu proveedor de atención médica sobre cualquier cosa que estés tomando para tratar tus síntomas.

No existe una dieta para la menopausia, pero hay alimentos que pueden ayudar a mejorar tu salud y reducir ciertos síntomas.

Por ejemplo, incluir alimentos ricos en calcio en la dieta, como leche, yogur y queso bajo en grasa, puede ayudar a mantener tus huesos fuertes. La Cleveland Clinic sugiere apuntar a alrededor de 1,200 a 1,500 miligramos de calcio al día.

Los alimentos de soja como el edamame, la leche de soja y el tofu contienen fitoestrógenos, que son estrógenos de origen vegetal. Estos también pueden ayudar con los sofocos, según información de la Clínica Cleveland.

Además de comer una dieta saludable rica en frutas y verduras coloridas, las fuentes bajas en grasa de proteínas, fibra y grasas saludables, y hacer ejercicio regularmente también puede ayudar con el aumento de peso.

Vivir después de la menopausia

Llevar un estilo de vida saludable y cuidarse es la mejor manera de prosperar durante y después de la menopausia. El ejercicio regular, no fumar, beber alcohol con moderación (si es que lo haces) y mantener un peso normal pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades asociadas con la edad avanzada, incluidas las enfermedades cardíacas, el cáncer y la osteoporosis.

Asegúrate de consultar con tu proveedor de atención médica para hacer todo lo posible para proteger tu salud durante y después de la menopausia.

  • Referencias: Mayo Clinic: Menopausia.
  • U.S. Office on Women’s Health: Menopausia temprana o prematura.
  • Cleveland Clinic: Menopausia prematura y precoz.
  • de la salud, ejercicio y nutrición, asegurando años de vitalidad y bienestar (Getty Images)
  • Universidad Johns Hopkins: Perimenopausia.
  • Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS): Preguntas frecuentes sobre la menopausia: comprensión de los síntomas.
  • NAMS: Menopausia 101: Un primer para la perimenopausia.
  • NAMS:. Depresión, cambios de humor, ansiedad.
  • Mayo Clinic: La realidad del aumento de peso durante la menopausia.
  • Iniciativa de Salud de la Mujer: El estudio de prevención de la salud de la mujer más grande de la historia: Iniciativa de Salud de la Mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *