Mujer iraní se defendió a golpes y patadas de dos hombres que la atacaron por no llevar el velo. Y les ganó

Por morfema.press

A casi un mes de comenzadas las manifestaciones que tomaron las calles de múltiples ciudades de Irán, el régimen ha tenido que recurrir a nuevos métodos de represión.

Múltiples organismos de derechos humanos y ONGs han denunciado la extrema violencia por parte de los efectivos policiales, quienes utilizan gases lacrimógenos, armas y pistolas taser para sofocar las protestas.

Sin embargo, con los ojos del mundo puestos en los más de 200 muertos que ya se cobraron estos ataques y más de 1.200 detenidos, los efectivos de las fuerzas policiales buscaron una alternativa a los enormes despliegues antimotines y se infiltraron entre los ciudadanos para continuar así con la represión.

Tal es el caso del ataque difundido en redes sociales por la periodista Joyce Karam, donde se ve a dos hombres vestidos con camisa blanca y pantalón negro quienes se acercan a una mujer que caminaba por la calle con su pelo al descubierto, sin el velo.

Ante esto, los hombres la acorralaron contra la pared y comenzaron a patearla y golpearla, a lo que la mujer respondió también con golpes, patadas y empujones. Rápidamente, tres hombres que caminaban por la misma calle y vieron la secuencia se sumaron a la defensa de la joven.

Finalmente, los atacantes dejaron en paz a la mujer, continuaron su camino y el episodio no pasó a mayores. La periodista denunció el hecho por su “nivel de misoginia, interferencia del Estado y tácticas abusivas contra las mujeres”.

Este episodio es solo uno de los tantos que se viven por estos días en el país. Las mujeres no solo piden justicia por la muerte de Mahsa Amini, quien falleció el 16 de septiembre mientras estaba bajo custodia de la policía de la moral por una supuesta infracción del estricto código de vestimenta que rige en la república islámica.

Ahora, la lucha busca poner fin por completo a estas exigencias que pesan sobre las mujeres y que las ha llevado a mostrarse sin el velo e, inclusive, cortándose el pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *