Placer y ciencia para una salud femenina plena

Fuente: El Día
6 de mayo 2024

Desde el Instituto de las Mujeres y el Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS) se ha lanzado el proyecto conjunto «Salud para Disfrutar sin Límites de Edad». La iniciativa identifica los recursos científicos y psicosociales a facilitar a las mujeres de cara a que puedan tener una salud que les permita disfrutar en todas las etapas de su vida.

El proyecto se ha llevado a cabo por profesionales, expertas e investigadoras de toda España pertenecientes a la CAPS-RedCAPS, que han creado materiales científicos y divulgativos de rigor audiovisuales, podcast y guías de acompañamiento a la salud.

El estigma de la salud femenina

Isabel García Sánchez, directora del Instituto de las Mujeres, ha recalcado la importancia de desestigmatizar la salud femenina, sobre todo en el ámbito del «ciclo de las mujeres, la menstruación y la menopausia».

Así, afirma la directora que estos «no han contado ni con investigación ni con divulgación suficientes, cuando no han sido temas tabú directamente». Además, ha recordado la importancia de implementar políticas públicas que promocionen la salud desde un enfoque de género.

«Salud para disfrutar sin límites de edad»

El proyecto se articula en torno a tres ejes fundamentales que condicionan la salud general de las mujeres: Placer y sensualidad, menopausia y morbilidad diferencial, una forma de ver la salud con perspectiva de género.

Para tratar cada una de las tres temáticas, las expertas y divulgadoras han aportado su experiencia y conocimientos en materiales de distinta índole. De este modo encontramos recursos en formato podcast, audiovisuales y mediante una guía escrita con amplia bibliografía de cada uno de los temas.

El resultado de «Salud para disfrutar sin límites de edad» se considera un punto de partida y de unión para que las mujeres, junto el conjunto de profesionales de la salud, se involucren en el cuidado de la misma. También que promocionen llevar una vida plena y satisfactoria y continúen recopilando la información científica que, en vez de enfocarse en la medicalización, se base en mejorar la calidad de vida de las mujeres.

Placer y sensualidad

El primer bloque sobre el placer y la sensualidad, tiene como objetivo lograr que las mujeres estén a gusto con su cuerpo para vivir conscientemente y de forma proactiva su sexualidad. Los bloques, aunque separados, no son indivisibles. Así, el placer y la sensualidad se enfocan desde la perspectiva de la menopausia y de las morbilidades asociadas.

Menopausia

La salud durante y tras la menopausia es una realidad sobre la que hay que incidir, sobre todo debido a la gran invisibilización a la que está sometida. En la guía de esta sección, denominada «Menopausia: La falsa crisis de los 50», se habla de la importancia de que las mujeres encuentren un apoyo en este momento vital.

«En este momento vital, las mujeres desean encontrar mejor información sobre cómo dar calidad de vida a sus años venideros. Y, para ello, vamos a reflexionar en este dossier científico sobre cuáles son las exploraciones que hay que realizar, la sintomatología a la que se ha de atender, qué ejercicio físico recomendar, hábitos alimentarios a cultivar para mantener músculos, cartílagos y huesos sanos; y con qué actitud personal se han de afrontar las etapas vitales. Evitando patologizar la menopausia y utilizando los avances científicos que eviten a las mujeres vivir angustiadas esta etapa de su vida», defienden desde la Red-CAPS.

No solo ser y hacer, sino «amar nuestro cuerpo»

En la presentación del proyecto se hizo hincapié en que es muy relevante no solo ser y hacer, sino amar «el propio cuerpo» y así disfrutar de la sexualidad y la sensualidad. Para ello, se debe realizar el ejercicio de potenciar las emociones, ya que en las mujeres «no se agota a partir de la menopausia», tal y como afirma la coordinadora del proyecto, Carme Valls Llobet.

Al igual que en otras etapas de la vida, la salud depende de la realidad biológica, psicológica, sexual, social y medioambiental que viva o esté viviendo cada persona en ese momento.

La morbilidad diferencial

Además de la menopausia, existen morbilidades diferenciales entre mujeres y hombres en las que es necesario profundizar para poder ofrecer a las pacientes un tratamiento más preciso y efectivo.

Desde la Red Caps definen morbilidad diferencial como «el conjunto de enfermedades, motivos de consulta o factores de riesgo que merecen una atención específica hacia las mujeres, sea porque sólo en ellas se pueden presentar dichos problemas o porque éstos sean mucho más frecuentes en el sexo femenino».

Estas diferencias pueden ser causadas por las diferencias biológicas respecto al sexo masculino, como sucede con los trastornos de la menstruación, las enfermedades derivadas de embarazos y partos o los tumores ginecológicos. También encontramos las que, sin ser específicas del sexo femenino, se presentan con alta prevalencia en las mujeres y son causa de muerte prematura, enfermedad o discapacidad en mayor medida en ellas que en los hombres. En este grupo encontramos la anemia, las enfermedades autoinmunes, el dolor crónico, las enfermedades endocrinólogas, la ansiedad y la depresión.

Es muy importante abordar esto, ya que si tenemos en cuenta estas morbilidades diferenciales, podremos mejorar la tasa de diagnóstico de las enfermedades más prevalentes en mujeres, señalan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *