Todas las mujeres pueden ser multiorgásmicas: los secretos para lograrlo

Las mujeres cada vez reivindican más el derecho al placer y a descubrir distintas formas de disfrutar del sexo. Sin embargo, muchas han oído hablar del orgasmo múltiple, pero nunca lo han experimentado. ¿Se trata de una leyenda? ¿Solo algunas privilegiadas consiguen tener varios orgasmos simultáneos? 

La realidad es que, salvo que tengas algún tipo de problema de salud que dificulte la sexualidad, cualquier mujer puede ser multiorgásmica. Tal y como explica a MagasIN Laura Cámara, enfermera especialista en Ginecología y Obstetricia, sexóloga y experta en salud sexual, sentir orgasmos múltiples «es una capacidad que las mujeres tenemos dentro de la respuesta sexual y que ha sido descrita por los investigadores desde hace bastante tiempo».

Antes de dar las claves para alcanzar el orgasmo múltiple, es decir, tener varios orgasmos de forma consecutiva o secuenciada, la directora de Ginesexexplica que no siempre se consigue y depende de muchos factores. 

No todas las mujeres lo experimentan y no todas lo experimentan todo el rato. A veces podemos conseguir estas sensaciones, pero depende un poco del momento vital en el que estamos, el tipo de relación sexual…», comenta.

Cámara recuerda además que lo más importante en una relación sexual es disfrutar y no es necesario tener un objetivo concreto. «La idea sería que esto es algo que se puede explorar, en cuanto a que siempre se puede mejorar nuestra capacidad de placer. Pero creo que la pregunta principal sería: para qué queremos hacerlo».

«A veces el orgasmo ya de por sí nos obsesiona dentro de una relación sexual, pues imagínate el conseguir ser multiorgásmica. El orgasmo no va a definir lo bien que nos lo estamos pasando o la calidad de esa relación sexual. Por lo tanto, tampoco el multiorgasmo. Entonces, si eso va a hacer que nos obsesionemos, nos estaremos equivocando».

Y es que cabe recordar que todavía hoy existe una «brecha orgásmica». Según el X barómetro de Control España publicado este año, el 61,5% de las mujeres afirman tener problemas para llegar al orgasmo, frente a un 22,5% de los hombres. 

Llegar al orgasmo múltiple

Con esta idea clara en mente, que no hay que obsesionarse por ser multiorgásmica, Laura Cámara da algunos consejos para lograrlo. El primero es trabajar el «estar presente y concentrada en el placer», es decir, practicar la conciencia plena en el momento del sexo, tanto sola como en pareja.

«Olvidar todo y estar presente a veces es lo que más cuesta porque cuando estamos en el sexo se nos ocurren un millón y medio de cosas y empezamos a pensar un montón de ideas que de repente nos obstaculizan el disfrute», declara Cámara.

Por lo tanto, la clave es explorar el placer, mejorar la concentración en el presente y «no ponernos un objetivo concreto de ‘voy a conseguir un orgasmo’, porque esta idea recurrente nos va a frenar».

El segundo consejo de la experta está claro: practicar. «Es una cuestión de probabilidad. Si yo practico sexo una vez al mes, muy probablemente voy a aprender muchísimo menos que si lo hago una vez a la semana y una vez al día». Al fin y al cabo, cuanto más practiques, más te conocerás y sabrás lo que te gusta, por lo que podrás disfrutar más plenamente.

A nivel físico, Cámara explica que también influye el estado de tu suelo pélvico, ya que su musculatura «es una gran implicada en conseguir el orgasmo». «La idea no sería tanto tenerlos fuertes, sino tenerlos saludables, porque de nada nos sirve una musculatura que esté muy fuerte, pero contracturada».

Trabajar el suelo pélvico, además de ser muy importante para la salud, ya que sostiene los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina, recto y ano), también ayuda a adquirir conciencia sobre esta parte del cuerpo. «Sería un poco como trabajar los bíceps, pero siendo consciente de dónde está el músculo, cómo se trabaja, cómo se siente…», expone Cámara.

La experta recuerda que para ello se puede recurrir a profesionales, como fisioterapeutas especializados en suelo pélvico.

Por último, igual que influye el estado del suelo pélvico, se debe valorar si a nivel individual hay algún tipo más de resistencias para conseguir el multiorgasmo, ya sean psicológicas o de salud. «Por ejemplo, si estás tomando algún medicamento o tienes alguna enfermedad que te esté impidiendo disfrutar bien de la sexualidad. Eso siempre hay que valorarlo desde una forma más individualizada»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *