Una mujer entra en coma tras tomar ibuprofeno para aliviar los dolores menstruales

Fuente: Noticia y Punto
10 de mayo 2024

“Lea las instrucciones de este medicamento y en caso de duda, consulte al farmacéutico”. La mayoría sabrá cómo consumir sus medicinas, bien por escuchar a su médico o por haberlo tomado con anterioridad. Lo que probablemente no esperen es sufrir una reacción potencialmente mortal por consumir medicamentos en dosis recomendadas.

Precisamente eso es lo que le pasó a Jacqueline Gmack, una mujer brasileña de 31 años que, tras consumir ibuprofeno en dosis recomendadas para el alivio del dolor menstrual, sufrió una reacción muy grave que la dejó en coma durante más de dos semanas.

La mujer experimentaba dolores menstruales y tomó ibuprofeno, uno de los analgésicos más utilizados de forma efectiva para tratar las molestias ocasionadas por el periodo menstrual en mujeres. Sin embargo, apenas 48 horas tras haberlo consumido, la mujer comenzó a notar un picor en el ojo, al que no dio mucha importancia.

La preocupación llegó apenas unas horas después, cuando a la mañana siguiente se encontró con toda su boca cubierta de ampollas en el interior. Al ver que los síntomas continuaban empeorando a cada minuto, decidió ir al hospital, donde siguió poniéndose mucho peor.

“Era como si me estuviesen quemando desde dentro y hacia fuera”, declara Gmack en una entrevista con el diario The Sun. Es lo último que recuerda de ese día, pues cayó en coma poco después; una situación que duraría nada menos que 17 días.

La brasileña descubriría después que padecía una hipersensibilidad cutánea aguda por el uso del medicamento, aparentemente inofensivo. A esta afección se le conoce como síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica, un trastorno grave poco común de la piel y de las membranas mucosas..

Sus síntomas comenzaron como una gripe, para luego seguir con las ampollas en la boca, hasta que su piel directamente murió. Gmack estuvo hospitalizada más de dos semanas, sometida a un tratamiento para curar su piel, controlar su dolor y minimizar sus complicaciones mientras su piel se regeneraba.

La forma más grave afecta a más del 30 % de la superficie de la piel y un extenso daño a las membranas mucosas
Esta afección afecta a entre 1 y 5 personas por millón, y puede llegar a causar la muerte (con hasta un 20-25% de tasa de mortalidad en adultos). Los que logran salvarse, pueden acarrear graves secuelas de por vida. En el caso de Gmack, padece daños graves en los ojos y varias cicatrices, para los que ha tenido que someterse a nada menos que 24 operaciones. La más importante, en 2011, para tratar de no perder el ojo izquierdo y con la que consiguió salvar el 40% de su visión.

La brasileña ha contado su historia en YouTube, en un mini documental que ha titulado Más allá de la piel: la lucha de Jaque Gmack contra Stevens-Johnson. Cuatro episodios en los que Gmack cuenta, con todo tipo de detalles, como vivió el suceso y cómo es su vida ahora, más de una década después de haber sobrevivido a este triste episodio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *