Finalmente María Corina

Fuente: El Nacional
Por Pedro Mario Burelli
24 de octubre 2023

El país da contundente aviso de desalojo a quienes usurpan el poder y a quienes de forma obsecuente e imperdonable se han convertido en apaciguadores, normalizadores y colaboracionistas.

Quienes usurpan el poder lo hacen abusando los instrumentos e instituciones del Estado para arrinconar a los venezolanos y para cometer con impunidad absoluta todo tipo de ilícitos.

Quienes llevan tiempo tratando de blanquear y apuntalar la tiranía lo hacen por amorales, por cobardía o por el burdo objetivo de compartir los frutos de la rapiña. Estos personajes no tienen partido ni bandera. Se cuelan por muchos rincones y actúan 24/7 como desvergonzados huelepeos y voceros del régimen. Les importa un bledo el sufrimiento del país si con sus servicios múltiples a Nicolás Maduro, Cilia Flores, Delcy Rodríguez o demás malhechores pueden vivir y deleitarse en sus respectivas e inmundas burbujitas.

Venciendo todo tipo de maniobras y sorprendiendo a quienes, como yo, dudábamos que el régimen y sus «políticos» y «empresarios» consentidos permitirían al pueblo expresarse, el pueblo se expresó. Fue solo una muestra de lo que sería una elección libre y justa. Fue la mejor encuesta, la que hay que utilizar para guiar nuestros próximos pasos, para desenmascarar a quienes dentro y fuera del país se han vuelto sostenes impúdicos de la dictadura.

Ahora viene lo más duro, que es enfrentar a unas bestias malheridas. Pero en realidad siempre han sido bestias y desde el referéndum de 2004 entendieron que el país no los quería. Desde entonces han buscado torcer la voluntad y el pescuezo de los venezolanos. Lo que lograron sin duda fue destruir materialmente a Venezuela y forzar la fuga humana más grande que se ha visto en las Américas. El país será reconstruido con el trabajo e ingenio de los que se quedaron haciendo de tripas corazón, y de quienes volverán llenos de experiencias y conocimientos indispensables para recuperar las formas y las décadas pérdidas.

Desde ese primer aviso que supieron burlar con ayuda del Centro Carter, Smartmatic y otros, al revolcón del domingo que seguramente los aterra aún más, María Corina ha sido protagonista. Durante este largo invierno ha sido ella víctima de mucho y de muchos. Pero ella nunca bajó la cabeza o pidió clemencia. Al contrario, enfrentó en cada instancia al régimen, a sus esbirros y a sus rémoras. Soportó castigos con firmeza e ignoró los desaires de quienes el tiempo demostró traidores a la causa.

El camino que ha recorrido María Corina con tenacidad encomiable la ha preparado para la tarea que hoy el pueblo le encomienda. Le expulsión de quienes han destruido a millones su techo, su sustento y sus sueños no será fácil, pero yo no tengo ninguna duda de que María Corina se forjó para la tarea pendiente y tiene cómo y con quién hacerlo.

#HastaElFinal cueste lo que cueste, pues el pueblo no pudo ser silenciado ni por unos, ni por otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *