Mujer Analítica

Blog

Mujer Analítica > Noticias > Actualidad > Un Mundial que ha marcado el camino para reivindicar la igualdad en el fútbol

Un Mundial que ha marcado el camino para reivindicar la igualdad en el fútbol

Fuente: EFE

18 de agosto

El Mundial femenino de fútbol 2023 arrancaba a mediados de julio con la certeza de que iba a dejar una marca en la historia del deporte, y así termina este 20 de agosto con una emocionante final entre España e Inglaterra, dos equipos que han alzado su voz a favor de la igualdad.

Con 32 selecciones participantes, igualando al torneo masculino, la Copa del Mundo batió récords en la venta de entradas y en asistencias a los partidos, y los premios a las selecciones, incluyendo al equipo campeón, aumentó a 150 millones de dólares. Una cifra diez veces mayor a la alcanzada en el Mundial de 2015 y que triplica el premio de 2019.

Sin embargo, aún no es suficiente en términos de igualdad y las jugadoras lo saben. Por ese motivo aprovecharon los focos del campeonato mundial para reivindicar el derecho a tener salarios justos y mejores condiciones que permitan también que más niñas y jóvenes piensen en el fútbol como una carrera profesional.

“Este no puede ser el techo, este no puede ser el final. Este tiene que ser el comienzo de mejores cosas para este equipo, para mejores condiciones, un proyecto ambicioso, que nos ponga a nosotras a trabajar duro, lo que de verdad tenemos que hacer”, dijo ante las cámaras la capitana de la selección colombiana Catalina Usme, tras hacer historia en su país por llevar a su equipo hasta los cuartos de final del Mundial, pese a las malas condiciones del deporte femenino  en el país sudamericano.

“Hoy Colombia puede ser potencia mundial, pero yo quiero que le demos mejores condiciones a esas niñas, mejores condiciones para que vengan y ganen un mundial y podamos decir el día de mañana ‘no estábamos tan locas’”, agregó.

Sus palabras resonaron tanto que a su regreso el presidente Gustavo Petro anunció una inversión  de ocho mil millones de pesos (1,9 millones de dólares) para la liga profesional femenina, que este año duró cinco meses, a pesar de los reclamos de las jugadoras de que el torneo dure todo el año.

Reivindicar la igualdad en el fútbol

La igualdad salarial ha sido una de las luchas de la estrella del fútbol estadounidense Megan Rapinoe. Y ese pedido fue uno de los más coreados por los aficionados estadounidenses tras ver a su selección femenina de fútbol proclamarse, en Lyon (Francia), campeona del mundo por cuarta vez en 2019.

Después de esa gran reivindicación, la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSF) y las asociaciones de jugadoras y jugadores de las selecciones nacionales estadounidenses llegaron a un acuerdo histórico para un nuevo convenio colectivo  que logre la igualdad salarial en el fútbol profesional en el país.

“Creo que este equipo siempre ha luchado por mucho más y ha sido la parte más gratificante para mí. Por supuesto, jugar en Copas del Mundo, ganar campeonatos y hacer todo eso, pero saber que hemos usado un talento realmente especial para hacer algo, eso es realmente como cambiar el mundo para siempre”, dijo Rapinoe sobre la igualdad salarial en su último partido del Mundial 2023, después de que su selección cayera en octavos de final.

España también empezó a dar pasos para alcanzar esa igualdad. En 2022 la Real Federación Española de Fútbol anunció un acuerdo por el cual “se igualan las primas que reciben en porcentajes” las jugadoras de la selección femenina y las que reciben los jugadores de la masculina.

Sin embargo, meses después, varias jugadoras alzaron la voz  para exigir “una apuesta decidida por un proyecto profesional en el que se cuiden todos los aspectos para sacar el mejor rendimiento a un grupo de jugadoras con las que consideramos que se pueden conseguir más y mejores objetivos”. Algunas de esas deportistas no volvieron a ser convocadas a la selección.

“Yo no tenía una ídola en el fútbol”

La falta de referentes también ha estado muy presente durante esta Copa del Mundo. La primera en hablar sobre ello fue la seis veces elegida mejor jugadora del mundo por la FIFA, Marta Vieira Da Silva.

“Yo no tenía una ídola en el fútbol. Ustedes (la prensa) no mostraban el fútbol femenino. ¿Cómo iba a entender que podría ser una jugadora, llegar a la selección y convertirme en una referente? Hoy, la gente en la calle me para y me dice: ‘Mi hija te adora, quiere ser como tú’. Y no solo es con Marta, es con otras deportistas también. Hoy tenemos nuestras propias referencias”, reivindicó la jugadora, quien se emocionó al hablar de la evolución del fútbol femenino en Brasil y su papel dentro de él.

Marta, quien es también la máxima goleadora histórica de la Selección Brasileña y de la Copa Mundial Femenina y es la jugadora con más goles en los mundiales de fútbol, superando al alemán Miroslav Klose, aseguró que nada hubiera sido posible si ellas, las ahora referentes, se detenían ante los primeros obstáculos.

“Estoy feliz de ver todo esto porque 20 años atrás, en 2003, nadie conocía a Marta. Era mi primera Copa. Veinte años después nos hemos convertido en una referencia para muchas mujeres en el mundo entero, no solo en el fútbol, en el periodismo también, que estoy viendo muchas mujeres aquí en la sala de prensa que antes no veía. Así que acabamos abriendo puertas para la igualdad”, agregó.

En esa misma línea, la capitana de la selección de Australia, Ellie Carpenter, resaltó que los estadios de su país se hayan llenado de aficionadas y aficionados al torneo femenino. “Cuando yo era niña, yo estaba en el equipo de los chicos, no había equipo femenino. Fui a ver a las Matildas (selección) jugar cuando tenía 12 años y creo que eran unas 300 personas en el estadio, pero eso me hizo querer jugar por Australia”.

“Es increíble para las niñas y niños ver estos estadios con multitudes. Lo lejos que hemos llegado es inimaginable y estoy orgullosa de ser parte de esta generación que lo hemos hecho para cambiar el deporte femenino en Australia, no solo por el fútbol, en general en el deporte”, mencionó.

Ejemplos de esas referentes que ahora son se vieron durante todo el torneo, especialmente cuando las jugadoras se acercaban al público y se veía a niñas pequeñas con mensajes de aliento. “Yo creo que ahora las niñas pueden imaginarse cosas así, pero cuando nosotras éramos pequeñas era inimaginable. Yo creo que lo que pudimos soñar está siendo incluso mejor”, señaló Mariona Caldentey, de España, tras la clasificación de su equipo a la final de la Copa del Mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *