Uno de los peores países para las mujeres/Khadija Amin

Fuente: 20 Minutos
6 de diciembre 2023

El pasado 25 de noviembre se celebró en el mundo el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Mientras, las mujeres en Afganistán aseguran haber experimentado un aumento de la violencia de género desde el verano de 2021 en que los talibanes recuperaron le gobierno del país.

Afganistán es uno de los peores países para las mujeres. Samia, una estudiante residente en la ciudad de Kabul de 23 años, cuenta que fue privada del derecho a la educación por ser mujer y que todos sus sueños para el futuro se han esfumado: “Desafortunadamente, desde que los talibanes tomaron el control y cerraron las instituciones educativas para niñas, todos nuestros sueños y aspiraciones fueron destruidos. Si mis compañeras y yo hubiéramos continuado estudiando, estoy segura de que Afganistán podría haber crecido y progresado”.

Hamidah, otra residente de Kabul que ha trabajado en varias organizaciones nacionales e internacionales durante los últimos 20 años, dice que las sucesivas restricciones talibanes a las mujeres la han decepcionado: “En poco más de dos años todos los esfuerzos de dos décadas se multiplicaron por cero. Nos quedamos atrás y sufrimos en todos los aspectos, no sé cuál será nuestro destino en Afganistán. ¿Cuál es la solución para esta situación? Es muy frustrante”.

Tras el restablecimiento de los talibanes, se dan en mi país los peores tipos de violencia contra las mujeres. A las niñas de más de sexto grado no se les permitió estudiar y, a finales de 2022, también se les prohibió ir a las universidades. Tampoco tienen derecho a trabajar en la mayoría de las oficinas gubernamentales. A las mujeres en Afganistán no se les permite ir a centros recreativos, gimnasios, baños de mujeres o viajar largas distancias sin un acompañante masculino.

Existen diferentes tipos de violencia contra la mujer, las más comunes son la violencia verbal, física, psicológica, la normalización de la desigualdad entre hombres y mujeres, los acosos diversos, el sentimiento de propiedad hacia la mujer y el no aceptar el principio de igualdad.

Varias organizaciones de derechos humanos ya han dicho que el gobierno talibán ha emitido más de 50 restricciones desde 2021, que han limitado directamente los derechos de las mujeres, y estos decretos aceleran la exclusión organizada de las mujeres de la vida social y de las tradiciones que provocan la continuación del género. La desigualdad se vuelve más colorida.

Por eso hemos asistido, como todos los años, en la manifestación de 25 de noviembre en Madrid. Este año, además, nos presentamos con una nueva iniciativa, la Comisión Internacional por un Feminismo Universal. Esta Comisión Internacional de Mujeres ha nacido por la absoluta necesidad de reclamar el Feminismo Universal como la única opción para conseguir la verdadera Igualdad y duradera en el tiempo. 

Al feminismo le importamos todas y cada una de nosotras, mujeres en cualquier lugar del mundo, víctimas del patriarcado en todas sus formas. Nos importan nuestras hermanas en Oriente Medio, iraníes, afganas, palestinas, israelíes… En África, saharauis, marroquíes, cameruneses… En Europa, ucranianas, rusas… En Asia oriental y meridional, chinas, indias… En América, norteamericanas, latinoamericanas, indígenas… bajo el yugo de ideologías extremistas sea de la naturaleza que sean, políticas, ideológicas, religiosas, o la combinación de todas ellas, como es el caso de la ultraderecha europea y americana, las dictaduras africanas y latinoamericanas, el totalitarismo en Rusia y China, la teocracia islamista de Irán o el mandato de los talibanes en Afganistán.

Los Estados islámicos nos imponen la misión sagrada de ser madre y esposas, y nos quieren al servicio, uso y disfrute del varón

En todo Oriente Medio las mujeres sufrimos la represión del sistema patriarcal. Irán y Afganistán, son lugares donde las mujeres somos feudo del tutor varón, y no tenemos derecho a la propia persona como ser humano íntegro, completo e independiente. Los Estados islámicos nos imponen la misión sagrada de ser madre y esposas, y nos quieren al servicio, uso y disfrute del varón, al mismo tiempo que de máquinas de procrear. Las mujeres que huyeron con sus hijos por miedo a los talibanes viven en las peores condiciones enPakistán, hace dos años gran número de afganas vivimos solas en España, mientras los miembros de nuestras familias viven en Pakistán bajo serias amenazas. El gobierno español debe tomar medidas de reagrupación familiar y facilitar el proceso de traslado de las mujeres vulnerables

En Palestina, destacan los crímenes por honor familiar, además de hallarnos sin paz ni seguridad de manera sistemática, las mujeres estamos expuestas a la constantes violencias, situación agravada con la guerra en los Territorios Ocupados Palestinos. En las comunidades religiosas ortodoxas de Israel,  la emancipación femenina está vetada, y como el matrimonio civil es excepcional en todo el país, solo se contempla el religioso, el divorcio depende del marido en estas comunidades. 

En América Latina y el Caribe, el 19% de las adolescentes y mujeres que tienen entre 15 y 49 años han experimentado violencia física o sexual por parte de su pareja en el último año, y un 20% de las mujeres jóvenes entre 20 y 24 años se casó o se unió tempranamente para vivir con su pareja antes de cumplir los 18 años, según datos avalados por ONU -Mujeres. 

Las mujeres migrantes en España seguimos sufriendo la doble discriminación, por ser mujeres y por ser migrantes. Hoy en día, quienes trabajamos en el cuidado somos mujeres migrantes, también somos víctimas de trato y explotación sexual. Por todo el mundo se vulneran los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Los vientres de alquiler, la trata y prostitución es negocio lucrativo, un comercio de esclavas sexuales y reproductivas.

Eliminar la violencia y la discriminación contra las mujeres es una de las principales prioridades de la práctica de derechos humanos de la Unión Europea. La Unión Europea debe erradicar cualquier tipo de violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo para tener una sociedad libre de violencia contra las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *